domingo, 31 de marzo de 2013

MATRIMONIO IGUALITARIO - Opinión, Argumentos, Video


Por: ALEJANDRO GAMBOA (@dalejogamboa) - 
Un gran debate por donde se le mire, hacia afuera y hacia adentro hay posiciones encontradas a favor y en contra; hacia afuera argumentos a favor van y ofensas en contra vienen. Quienes estamos a favor somos los mismos con las mismas y un sólo argumento: la igualdad ante la ley. Entre quienes están en contra, encuentro algo muy relacionado con la concepción de un deber ser en la vida, unos desde lo ya establecido, la iglesia catolica y las iglesias cristianas o evangélicas, la heteronormatividad, y por otra parte quienes quieren subertir el orden, no sin justa razón pero con poco espacio para los que damos la lucha aquí y ahora. Por eso intentaré explicar las dos corrientes en contra del matrimonio igualitario y luego haré una exposición del argumento de quienes estamos a favor y una nota donde explico por qué no estamos hablando de matrimonio gay sino de matrimonio igualitario.

El primer grupo que se declara en contra es primario y carece de argumentos fiables y sólidos, sus declaraciones son repulsivas y ofensivas, al punto de lesionar la dignidad humana de las personas LGBTI. 

Nos cataloga y discrimina de manera sistemática y trata de poner el debate en el enfrentamiento entre lo normal y lo anormal. No somos personas anormales, somos seres humanos iguales. Su caballito de batalla son los niños y niñas, a quienes considera en peligro si logramos que parejas del mismo sexo obtengan el reconocimiento para legalizarse como  familias, las cuales por lo demás ya existen y que una multiplicidad de estudios han demostrado que su existencia no ha puesto ni pone en peligro ninguna de las dimensiones del desarrollo de los niños y niñas que han pasado y pasarán por familias homoparentales, es decir, de padres del mismo sexo. 

Aquí una hermosa declaración de ese hecho, de una mujer defendiendo su familia: 



Otros argumentos sobre la naturaleza, traídos desde relatos cosmogónicos y de orígenes míticos, a los cuales no me referiré en tanto sólo sirven para validar creencias y no para regir la vida de todo un país lleno de diversidad y pluralidad, entre otras razones porque dentro de quienes se mueven en dichos relatos y su estudio aún no hay consenso y así como hay altas voces en contra, hay tímidas voces a favor de reconocer las parejas del mismo sexo y a las personas LGBT como dignas de respeto en su ser.

En el segundo grupo en contra del matrimonio igualitario hay argumentos más sólidos y justificados. Su oposición es contra una institución como el matrimonio que es la raíz de la opresión normalizadora de las relaciones humanas. Señalan a esta institución como la matriz que generó las divisiones de género. La familia y el matrimonio como institución regularizadora de ésta, se entroniza entonces como el reproductor de la heteronormatividad que ha delimitado el quehacer de los hombres y de las mujeres, dando origen a un estado de desigualdad profundo que lamentablemente se sostiene. Tienen razón. Sin embargo desde allí intentan justificar el desdén por la lucha a la igualdad en el acceso al derecho a legalizar la unión entre dos personas independientemente de su sexo, señalando que eso eternizaría dicha desigualdad y contribuiría a consolidar este sistema desigual contra el cual luchamos muchos, con lo que no estoy de acuerdo.

Ahora, quienes estamos de acuerdo con el matrimonio igualitario partimos primero de reconocer nuestra dignidad como personas y nuestra libertad como ciudadanos para determinar nuestro proyecto de vida, el libre desarrollo de nuestra personalidad. Continuamos por reconocer que el matrimonio es una opción que unos tomaremos y otros no, pero que por ser opcional nos importa tener esa opción que hoy es cerrada a un patrón heterosexual, es decir, a parejas de hombres y mujeres, excluyendo a parejas de hombres y parejas de mujeres que proyectan un plan de vida juntos y que desean formalizarlo ante el Estado para tener acceso a ciertos derechos y beneficios, y cumplir las debidas obligaciones. Nuestro argumento es la igualdad, la igualdad ante la ley de un Estado que debe proteger a todos sus ciudadanos asociados.

Que nadie espere algo distinto, no hay nada complicado, es la igualdad de lo que hablamos y punto. Ya el tiempo de preguntarse si es normal ser gay o lesbiana pasó, como pasará el considerar la bisexualidad o el transgenerismo algo anormal, porque estamos hablando de seres humanos iguales y libres.

Por eso reiteramos el llamado y consideramos que es hora del Matrimonio Igualitario. 



Nota: Matrimonio Igualitario VS “Matrimonio Gay”. Los medios han procurado posicionar la expresión “Matrimonio Gay” contra Matrimonio Igualitario dándole la vuelta al argumento principal en esta lucha: La Igualdad. Decir “Matrimonio Gay u Homosexual” evade la almendra del debate por la igualdad de derechos entre Seres Humanos. Públicamente he realizado un llamado y lo reitero, para que los medios respeten esa fidelidad en la noticia, ese respeto por los argumentos en este debate por la igualdad.

Publicado en http://bajolamanga.co/

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

AMOR // LOVE

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA
Más de 120 países conmemoramos día de la NO HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA

Ilustración x Laura Cerón

Ilustración x Laura Cerón

El Combo de r_Montenegro (ComUnidad FB)

A-Z Temas