martes, 5 de marzo de 2013

América Latina debate adopción entre personas del mismo sexo


Carmen Vélez es una madre puertorriqueña y lesbiana que aún no logra que su hija tenga legalmente dos madres. Ella y su pareja tuvieron a su hija, concebida a través de inseminación artificial, el año 2000. Sin embargo desde el 2005 están luchando porque la menor tenga legalmente dos madres, considerando la seguridad de ésta, en caso de que algo le pase a la madre biológica.

La pareja de Vélez solicitó la adopción por madre funcional, sin embargo ésta fue rechazada argumentando que las leyes de adopción de ese país no son compatibles con el Código Civil de Puerto Rico. El 20 de febrero pasado, los jueces del Tribunal Supremo de ese país ratificaron el fallo que les negaba la petición, y aunque ellas pueden apelar a esta decisión, podrían volver a recibir esta respuesta.

El caso de Carmen Vélez ha despertado nuevamente el tema de la adopción por parte de parejas homosexuales, ya que no son pocos los casos en que sólo se niega esta petición por la condición sexual de los candidatos, considerándose este factor discriminatorio.

En los países de América Latina existen diferentes legislaciones sobre la adopción de parejas homosexuales, pero la gran mayoría comparte una estructura que no permite este tipo de requerimientos, pues se consideran inconstituciones, lo que vislumbra vacíos legales frente a estos casos.

Caso chileno
Según Rolando Jiménez, presidente del Movilh, las personas aptas legalmente para adoptar son los matrimonios chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile. “No hay una prohibición a parejas homosexuales en la Ley de Adopción, pero al estar impedido el matrimonio a parejas del mismo sexo en Chile, se desprende que éstas no pueden hacerlo. Sin embargo, ha habido casos en que homosexuales que no están casados, pero con pareja, han podido obtener la tuición de menores que no son sus hijos”, dice el dirigente.

Perú
La legislación peruana no prohíbe la adopción por parejas homosexuales, pero tampoco reconocen este derecho.

Según Giovanny Infante, vocero del Movimiento Homosexual de Lima, “cuando una persona homosexual quiere adoptar, al hacer los trámites se ve obligada a ocultar su condición por los prejuicios existentes. Aún así, sí hay parejas gays que crían hijos, adoptados en el extranjero o concebidos por inseminación artificial”, asegura el dirigente.

Colombia
En mayo de 2012, la Corte Constitucional avaló la adopción de dos niños colombianos por el periodista estadounidense homosexual Chandler Burr.

La decisión llegó luego de un largo proceso en el que se le había quitado la custodia cuando se conoció su inclinación sexual. Hoy, según el comunicador, los niños están muy contentos. “Saben que tengo un novio”, comenta.

La ley no contempla que parejas del mismo sexo puedan adoptar. Pero la orientación sexual no puede ser considerada como factor de riesgo para los menores en este país.

Guatemala
De acuerdo con el Código Civil, la pareja homosexual no es concebida como una unión legal, por lo que no pueden iniciar ningún procedimiento relacionado.

Rudy Zepeda, vocero del Consejo Nacional de adopciones, indicó que, hasta el momento, no han recibido solicitudes por parte de una pareja homosexual, nacional o internacional. Sin embargo, en el Consejo Nacional de Adopciones, se inició el plan piloto para poner a disposición de parejas extranjeras la posibilidad de adoptar un niño o una niña con necesidades especiales

Argentina
Este país es uno de los más adelantados en este tipo de legislaciones. En esta nación, a mediados del año pasado, se presentó un caso en el que dos hombres homosexuales inscribieron en el Registro Civil de Buenos Aires al primer bebé como hijo de una pareja homosexual. El pequeño Tobías fue gestado en el vientre de una mujer a la que le fue implantado un óvulo procedente de una donante anónima y fecundado por el material genético de uno de los padres y fue registrado como hijo de Alejandro Grinblat y Carlos Dermger.

Ecuador
Hellen Bicknell y Nicola Rothon, solicitaron a la justicia ecuatoriana inscribir a su hija, concebida por Nicola mediante inseminación artificial, con los apellidos de las dos integrantes de la pareja, a lo cual se ha negado el Registro Civil, que no contempla la posibilidad de que sean padres o madres.

Ha pasado tiempo desde la petición a esta entidad, pero no han logrado inscribir a la pequeña, por lo que han maniifestado su intención de acudir a organismos internacionales. El argumento en contra es que “no existe en la ley la doble afiliación materna o paterna”. Helen explicó que la niña “legalmente no existe”, y que no puede recibir servicios de salud o pasaporte.

Además, si la niña es inscrita con el apellido de una sola madre, en el caso de que ésta muriera, tendría que ser dada en orfandad, porque no se reconoce el derecho de la otra persona como su progenitora.

Fuente: http://www.publimetro.cl/nota/cronica/america-latina-debate-adopcion-entre-personas-del-mismo-sexo/xIQmcd!J3OOTFRuxwxQ/

DJ

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia