lunes, 12 de junio de 2017

NO LES OLVIDAMOS el 12 de junio de 2016 murieron 49 personas por el Odio en Discoteca Gay PULSE de Orlando

El 12 de junio de 2016 a eso de las 2 de la mañana 49 personas murieron en el club nocturno Pulse en Orlando, Florida EEUU. 

Un asesino que juró lealtad al extremismo religioso representado en el Estado Islámico de ISIS abrió fuego, tomó rehenes y tiñó de rojo sangre la pista de baile de la principal discoteca gay de Orlando.

Aquí están las caras que nos hicieron solidarizar con la tragedia y pensar que aún en el Mundo nos toca hacer mucho trabajo EN CONTRA DEL ODIO FANÁTICO y por la Libertad e Igualdad. 



JAMÁS LES OLVIDAREMOS!



Por Redacción OrgulloLGBT



Lo que todavía no sabemos sobre la matanza en el club Pulse en Orlando

La masacre más sangrienta que ha sucedido más recientemente en el país dejó a una discoteca LGBTQ (homosexual) de Orlando llena de cadáveres y de balazos. Un año después, se sabe la cifra de muertos, pero no la cantidad de disparos que se hicieron.

Los números son espeluznantes: 49 muertos, 53 heridos, cientos de personas que salieron ilesas, pero han quedado afectadas mentalmente, al igual que el lugar de la matanza.

Todavía no se sabe con certeza si la policía hirió a algún sobreviviente o víctima en el asalto final en medio de una andanada de balas.

Un día después del tiroteo, John Mina, jefe de la policía de Orlando, le dijo a la prensa que no estaba seguro de cuántos muertos podría haber provocado el llamado fuego amistoso, pero que de cualquier modo, “esos asesinatos pertenecen al sospechoso”.

Las autoridades no han dicho cuántas personas fueron alcanzadas por balas de la policía de Orlando. Todo el incidente está siendo investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), que todavía no ha dado a conocer los resultados, aunque Mina dijo que está seguro de que sus hombres no le dispararon a nadie, nada más que al asesino, Omar Mateen.

“Hasta el momento, no hay indicios de ningún fuego amistoso”, dijo Mina en una entrevista con el Miami Herald.

Hasta ahora, no hay una fecha concisa de cuándo saldría a la luz el reporte, que las autoridades esperan responda todas las preguntas pendientes.

La madre de una de las víctimas está aguardando una respuesta.

Christopher Andrew Leinonen, hijo de Christine Leinonen, murió acribillado a balazos en el piso de la discoteca. Leinonen recibió nueve proyectiles, varios en las piernas y el resto en el pecho.

Los cinco disparos en el torso fueron fatales, y Leinonen piensa constantemente en la forma en que murió su hijo. ¿Acaso fue una muerte instantánea por los disparos en el pecho o fue cuando estaba tirado en el suelo con las rodillas rotas cuando una segunda ronda de proyectiles acabó con su vida? ¿Todos los disparos los hizo Mateen?

Leinonen estuvo 10 años como patrullera en la Patrulla de Carreteras de Michigan, donde trabajó reconstruyendo accidentes fatales y como técnica de evidencias. El sentido de urgencia de investigar la escena de un crimen, y saber con exactitud que sucedió, aún no la ha abandonado.

“Todavía no sé, y tal vez no lo sepa nunca, quién mató a mi hijo”, dijo. “Eso es algo que me atormenta y me persigue”.

Leinonen piensa también en las personas con heridas no tan graves que murieron en las horas que pasaron hasta que la la policía pudiera darle muerte a Mateen en un baño ubicado en la parte de atrás del club cuando los agentes por fin pudieron entrar por la pared trasera con explosiones y disparando sin parar.

La policía de Orlando dijo que 13 personas murieron en los baños. Se desconoce si las muertes se debieron a heridas de bala. Tampoco se sabe si una ayuda médica inmediata pudo haber salvado alguna de esas vidas.

Los relatos de los sobrevivientes y las llamadas al 911 de víctimas atrapadas en los baños traseros de la discoteca indican que Mateen recorrió los pasillos que conectan los dos baños y le disparó a los rehenes a través de las puertas.

“En esas dos horas y media, el asesino mató a más personas”, dijo Leinonen .

Una y otra vez, las autoridades de Orlando han elogiado la respuesta que dio y la forma en que actuó la policía en la masacre, a pesar de críticos como Leinonen quien ha dicho que la policía no debió esperar tres horas para entrar y acabar con Mateen.

Mina le pidió al Departamento de Justicia que revise los reglamentos de la policía de Orlando, así como su respuesta a la crisis. El reporte, que es simplemente un análisis y no una investigación propiamente dicha, se dará a conocer en alrededor de un mes, dijo.

Aunque el reporte del FBI probablemente no le dé mucha importancia a la cuestión del fuego amigo, no es muy probable que saque a la luz una persistente teoría que tienen tanto la policía como los sobrevivientes: hubo un segundo asesino.

Algunos sobrevivientes se han sumado a teóricos por internet que cuestionan todos los reportes oficiales que declaran que Mateen fue el único agresor.

Algunos insisten en decir que vieron a un segundo hombre dentro del club con un arma.

Todos apuntan a las llamadas al 911 y transmisiones de radio de las caóticas primeras horas, cuando los asistentes al club llamaron y dieron información contradictoria acerca del ataque. Primero hubo un solo asesino, después dos.

Uno era hispano. Uno era negro y el otro era blanco.

En un momento determinado, alguien habló de un pistolero visto en un hospital del área donde se llevaron a muchas de las víctimas. La policía registró el hospital y detuvo a un hombre herido que coincidió con la descripción del sospechoso. A la larga, el sobreviviente herido no resultó implicado y momentos más tarde la policía declaró seguro al hospital.

Mina dijo que el fusil automático de alta potencia y el pequeño tamaño de la discoteca hace que a cualquiera le resulte difícil decir de dónde vinieron los disparos. Sin embargo, dijo que luego de analizar horas de videos del club, ha podido confirmar que Mateen fue el único asesino.

“No ha habido ningún indicio en absoluto de que hubo un segundo pistolero”, dijo. “Esa noche, solo una persona disparó: Mateen”.

A pesar de que el asesino murió, el caso está lejos de cerrarse.

Inmediatamente después de la masacre en Pulse, agentes del FBI detuvieron a la esposa de Mateen, Noor Salman, en la casa de la pareja en Fort Pierce y la interrogaron durante 18 horas. Salman admitió haber discutido el ataque con Mateen cuando fueron en un viaje familiar a Disney World, le dijeron entonces fuentes al Miami Herald.

Sin embargo, en una entrevista posterior con la prensa, Salman, de 30 años, le dijo al New York Times que no sabía lo que su esposo estaba planeando y que Mateen la golpeaba.

Siete meses después, Salman fue acusada de obstruir una investigación federal, así como de ayudar con apoyo material a Mateen.

Los fiscales argumentan que Salman llevó a Mateen en el automóvil de la familia a comprar municiones y también fue con él a varios viajes relacionados con el caso.

ALEX HARRIS
aharris@miamiherald.com
http://www.elnuevoherald.com/




Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

AMOR // LOVE

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA
Más de 120 países conmemoramos día de la NO HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA

Ilustración x Laura Cerón

Ilustración x Laura Cerón

El Combo de r_Montenegro (ComUnidad FB)

A-Z Temas