martes, 5 de febrero de 2013

El Parlamento británico vota a favor de los matrimonios homosexuales




El Parlamento británico ha dado luz verde a los matrimonios gays por 400 votos a favor y 175 en contra, tras un intenso debate que ha roto en dos al Partido Conservador de David Cameron. Casi la mitad de los diputados 'tories' se han pronunciado en contra de la ley impulsada por el primer ministro que ha tenido que apoyarse en la oposición laborista y en sus socios liberal-demócratas para sacarla adelante.

Se trata en cualquier caso de una de las leyes más progesistas aprobadas hasta la fecha en Europa, al autorizar los matrimonios entre personas del mismo sexo incluso "en lugares de oración" (pese al anatema de la Iglesia Anglicana y las jeraraquías católicas).

Un voto a favor de la igualdad

"Esta ley traerá justicia e igualdad", sentenció la secretaria de Cultura Maria Miller, al término de una de las sensiones más intensas que se recuerdan en la Cámara de los Comunes, comparable con aquella otra del noviembre del 2011 en la que se votó sobre el referéndum de pertenencia a la Unión Europea.

Como entonces, la rebelión la encabezaron una largo centenar de diputado del ala dura de los 'tories', que han acusado esta vez al propio Cameron de usar "tácticas orwellianas para forzar un masivo cambio social y cultural".

Dos miembros del gabinete de Cameron –el titular de Medio Ambiente Owen Paterson y el secretario para Gales David Jones- se alinearon con la facción rebelde del Partido Conservador y votaron en contra de la ley. La intervención más sonada en el frente del 'no' fue la del diputado conservador Edward Leigh, abucheado sonoramente cuando defendió a toda costa "la tradición" y dijo que "no todo en esta vida puede pasar por el prisma cruel de la igualdad".

El líder de la oposición laborista, Ed Miliband, sacó todo el partido posible a la división entre los conservadores y anunció "con orgullo" su voto favorable. Miliband agradeció a Cameron el valor de haber desafiado a su propio partido y haber contribudo "a este paso importante a favor de la igualdad en Gran Bretaña".

"Soy un gran defensor del matrimonio y no quiero que los homosexuales queden excluidos de esta institución", aseguró Cameron en los preámbulos del debate. "Pero quiero ser totalmente claro: si hay una iglesia, sinagoga o mezquita que no quiere celebrar bodas gays, no se le podrá forzar a hacerlo".

Tomado de http://www.elmundo.es

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia