domingo, 25 de enero de 2015

HOMOSEXUALIDAD EN LA INDIA : Mi marido es gay... y a mucha honra

En India hasta el 85% de los gays están casados con mujeres que lo saben y aceptan

Para ellas es un alivio un esposo que no les pega, cumple como padre, trae dinero a casa...

'Sé que tiene algún novio pero a pesar de ello soy feliz porque me trata bien', nos dice Sana


Sana se casó hace 17 años. Fue un matrimonio concertado. Faruk no era el hombre de su vida pero, como tantas otras mujeres indias, esperaba que el amor llegase después de la boda. Ese sentimiento no apareció porque a él le gustan los hombres, algo que ella tardó en descubrir cinco años. "Me enteré por sus comportamientos, sus ademanes cada vez eran más femeninos, salía mucho con otros hombres y llegaba tarde a casa, así que lo intuí y él lo acabó reconociendo", cuenta esta mujer de 39 años que vive en Vadodara, en el estado indio de Gujarat.




Sana reconoce que lo pasó muy mal al principio y que pensó en dejarle. Pero no se fue por sus hijos, un niño y una niña de los que no quería separarse. Con el paso de los años, cuenta, ha acabado aceptando la situación. "Soy feliz. Sé que mi marido tiene algún novio, pero a pesar de eso soy feliz porque él me trata bien, trata bien a los niños y se hace cargo de sus deberes como padre".

La felicidad que cuesta ver en sus palabras se confirma en cambio en sus actos. Sana apoya a su marido en su lucha por los derechos de la comunidad LGTB. Acude a las manifestaciones lideradas por la organización en la que trabaja Faruk y es la primera en alzar la voz a favor de una minoría discriminada en el gigante asiático. Ambos son activistas y están orgullosos de estar juntos.

Ella comprende que él tiene otros gustos, pero no contemplan el divorcio. "No podemos separarnos porque somos familia. Nuestras madres son hermanas, nosotros primos. Si nos divorciamos, la relación familiar se romperá y eso en India es muy importante". La madre de Faruk sabe que su hijo de 40 años es homosexual. Lo sabe desde siempre. "Mi madre respeta que sea gay mientras yo cumpla con mis deberes vitales, que son casarme y tener hijos", afirma. La madre de Sana, sin embargo, no sabe nada de los gustos sexuales de Faruk .

Cuando se habla de matrimonio en India nunca debe perderse de vista que no se trata de la unión de dos personas, sino de dos familias. En un país donde la mayoría de los casamientos son concertados por los padres, el amor, a veces, es un privilegio. Basta preguntar a las indias por las esperanzas que depositan en su futuro marido. Las respuestas más comunes suelen ser que no la pegue, que no beba demasiado alcohol, que traiga un sueldo a casa y que cumpla como padre.

"No me importa que mi marido sea gay. Es el hombre más cariñoso que he conocido. Cuando amas a alguien de verdad, las necesidades físicas y sexuales pierden importancia", declaraba Tania, una joven artista india de 26 años, al diario Hindustan Times. "Mi marido me dejó por otra. Ahora estoy casada con un hombre gay. Sé que nunca se irá con otra mujer. Es mejor eso que sufrir una relación con un hombre heterosexual adúltero", añadía la abogada Nivedita Guha.

No todas las mujeres lo asumen así. En octubre un hombre de Bangalore, al sur del país, fue detenido porque su mujer le denunció después de descubrir que mantenía relaciones sexuales con otros hombres. ¿Cómo se enteró? Instalando cámaras ocultas en su propia casa.

Las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas en India desde diciembre de 2013, cuando el Tribunal Supremo restableció su ilegalidad después de cuatro años (2009-2013) en los que estuvieron consentidas. Manvendra Singh Gohil, fundador de la organización LGTB Lakshya Trust, estima que calcula el 75 y el 85% de los homosexuales indios están casados con personas del sexo contrario.

Los datos son estimaciones complicadas, dado que casos como el de Faruk y Sana, que se atreven a hablar abiertamente de su situación, no son los más comunes. El miedo al rechazo social, a quedar marcados por su entorno más cercano, lleva a muchos y muchas al silencio. "Soy indio, tengo 30 años y soy gay. Salí del armario ante mi familia y me apoyan, pero mi madre insiste en que debo casarme pronto. ¿Qué debo hacer?". Mensajes como éste pueblan páginas web indias esperando que algún lector regale su consejo.

"Hay problemas en tres niveles. El primero es el legal: las relaciones son un crimen porque son antinaturales. El segundo es el social: la sociedad no acepta la homosexualidad. El tercero es el familiar: si alguien lo reconoce en familia, ésta le discriminará y puede que hasta le expulse". Así resume el activista Bharat Patel, que lleva años en la organización Lakshya Trust en Gujarat, las presiones que en muchos casos conducen a casamientos entre personas que no se desean.





'Sigo enamorada de él'

Hansa sí que ama a su marido. Su boda, hace 23 años, fue fruto del amor. Desde hace 14 sabe que Rajesh se acuesta con otros hombres, algo que descubrió cuando estaba embarazada de su tercer hijo. "Teníamos un par de amigos gays en común. Solían venir a casa a tomar té. Uno de ellos se lio con mi marido. Lo descubrí porque el amigo me lo dijo", cuenta esta mujer de Vadodara que trabaja en una organización que da apoyo a prostitutas. Cree que su experiencia laboral le ayudó a la hora de asumir la noticia. "No me enfadé. Tenía dos hijos y uno en camino, mi situación económica no era muy buena y, claro, sigo enamorada de él". Ocultan la intrahistoria de su matrimonio a su familia porque los padres de él desconocen los gustos de su hijo.

El álbum de boda de Hansa, casada con un homosexual desde hace 23 años.
En casa, Hansa y Rajesh conviven como lo hace cualquier matrimonio. Ella ve a un hombre con el que se siente cómoda, con el que comparte su vida, sus complicidades, sus preocupaciones y sus discusiones. Esta mujer que no deja de sonreír dice que, a pesar de que él se considera gay, ve amor en la pareja. Aunque quizá no sea todo el que quisiera. Reconoce que ambos mantienen relaciones extramatrimoniales con otros hombres. "Él tiene las suyas, yo las mías, ambos estamos contentos". Minutos después, señala a un hombre que está sentado al fondo de la oficina de Lakshya Trust. "Ese de ahí suele acostarse con mi marido". Lo dice y suelta una carcajada. Son amigos.

http://www.elmundo.es/

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

AMOR // LOVE

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA
Más de 120 países conmemoramos día de la NO HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA

Ilustración x Laura Cerón

Ilustración x Laura Cerón

El Combo de r_Montenegro (ComUnidad FB)

A-Z Temas