martes, 4 de octubre de 2016

Líderes y Lideresas LGBTI de Colombia Seguiremos Trabajando por los Derechos Humanos y la PAZ

COMUNICADO DE PRENSA LGBTI COLOMBIA

Cordial saludo a todos los colombianos y colombianas de nuestro país, hoy aquí desde cada una de las organizaciones LGBTI de la República de Colombia y activistas independientes de Derechos Humanos LGBTI, Lideres y Lideresas de la población LGBTI a nivel Nacional deseamos sentar un precedente frente a las acciones de discriminación que se han generado en el transcurso de los últimos meses en nuestro país, y asimismo reivindicar, resaltar y destacar la defensa de los derechos humanos.





Nosotros como grupo social, independiente, organizado y estructurado a través de comités y grupos de trabajo y así mismo, protegidos por los mismos derechos que el resto de sectores sociales, celebramos y resaltamos el ejercicio del uso del derecho a la democracia, como el dado el día 2 de octubre del año en curso, en la República de Colombia.

Independientemente de que decisión haya tomado el pueblo de Colombia en las urnas, la población LGTBI rechaza, condena y repudia de manera categórica primero; que se utilice como excusa y pretexto de la ideología de género para atacar, agredir y arremeter en contra de la población LGTBI, pero no sólo contra esta población sino también en contra de la diversidad y la diferencia.

Segundo, que se agreda de forma psicológica a esta población que se ha dedicado a la lucha por la equidad social, la igualdad y la diversidad, esta búsqueda por la igualdad social se ha realizado sin necesidad de agredir y negarle derechos civiles a ningún sector de la sociedad colombiana, la historia reciente demuestra y nos da la razón, que en ningún proceso que ha liderado la población LGTBI se ha avasallado, oprimido, atropellado o vilipendiado ninguna minoría o mayoría social, con el fin de la defensa de los derechos humanos de la población LGTBI, por el contrario siempre profesamos y promovemos el respeto, el amor, la espiritualidad, la igualdad, la justicia y la equidad reflejadas en el significado en cada uno de los colores de nuestra bandera.

En este sentido estamos reunidos aquí con el fin de reivindicar y ratificar como hemos venido diciendo, la lucha por la defensa de los derechos humanos, pero no solo de la población LGTBI, sino de todas las personas que se sientan afectadas o vulneradas en la diferencia y la diversidad. Así mismo, nos encontramos aquí no solo para sentar precedentes o generar polarizaciones, consideramos que en este momento coyuntural a nivel nacional existen demasiados sectores que tienden y procuran por sus propios intereses, tales como económicos, sociales, políticos, ideológicos y religiosos.

Nosotros como sector social no podemos permitirnos entrar en estos juegos que lo que hacen es suscitar divisiones, formar y propagar segmentaciones, invitamos al resto de los actores sociales a la sana convivencia, al respeto, al dialogo entre pares, a la tolerancia y al entendimiento, como bien lo expresaba John FitzGerald Kennedy, “Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas”

Es el momento de asumirnos en una actitud propositiva, proactiva y asertiva que nos permita tener una actitud analítica frente a la coyuntura, evaluar críticamente los sucesos y acciones para así generar soluciones. Dichas soluciones son las que nos van a permitir vivir en paz y convivencia resaltando la igualdad y celebrando la diferencia.

No es el momento de irnos lanza en ristre contra el otro, ni de generar polémica, atacar o despotricar del otro o por el otro, nos encontramos en un momento álgido y coyuntural que debemos aprovechar para aprender de nuestras diferencias y sentar un análisis coherente y cohesionado partiendo de la equidad y la igualdad pero soportado y sustentado en la base legal que nos dará un marco de equidad y justicia frente a las diferentes posiciones y formas de pensar de los diferentes sectores de la sociedad.

Finalmente queremos resaltar que la población LGTBI de la Republica de Colombia seguirá trabajando en la defensa de los derechos humanos, tanto de la misma población como de todas las personas que se encuentren en situación de vulneración, no sin dejar en claro que lo haremos como hemos venido haciendo en los últimos años, con un soporte legal, apoyados en la justicia, en la equidad, la igualdad y el respeto por la diferencia y la inclusión social, amparados por la constitución política de Colombia, así como leyes, sentencias salidas de la Corte Constitucional de Colombia y tratados internacionales.


Muchas Gracias…

Organizaciones LGBTI, Líderes, lideresas y Activistas Independientes de Derechos Humanos de la Población LGTBI de la Republica de Colombia




















Con el 50.23% de votos el No gana el plebiscito por La Paz

En el plebiscito por la Paz se impuso el No con una leve ventaja sobre el Sí, aplazando la consolidación del proceso de paz.

Desinformación frente al proceso de justicia transicional, él no querer abrir espacios de participación política a los excombatientes, presión por parte de grupos religiosos y negación a implementar el enfoque de género para garantizar vida digna a mujeres y personas LGBT, afectados por el conflicto armado; fueron algunos de los argumentos que acompañaron a los que dijeron No a la refrendación de La Paz.

Este domingo 2 de octubre los colombianos y colombianas asistieron a las urnas para refrendar los acuerdos pactados en la Habana a través del plebiscito convocado por el presidente de la Republica. En la jornada se logró superar los 4.536.993 personas requeridas para alcanzar el umbral de aprobación necesario que estaba en un 13% del censo electoral. Con una votación de 6.430.266 por el No y 6.372.293 por el Sí, se impuso el No en los resultados. Caribe afirmativo como organización parte de las conversaciones, en la subcomisión de género hizo una apuesta muy fuerte por el Sí para que los esfuerzos que se materializaron con la existencia de un enfoque de género se pudieran llevar a cabo y así, las personas LGBTI que históricamente han sido discriminadas, excluidas y vulneradas en sus derechos, se les garantice la reparación integral por las violencias ocurridas en el marco del conflicto armado interno. 

El gobierno nacional decidió poner en cabeza del pueblo, como constituyente primario, la decisión de validar los acuerdos pactados con las FARC para de esta manera dotar de legitimidad popular lo negociado entre las partes. Los acuerdos que se dieron como resultado de las conversaciones versaron sobre 5 puntos específicos:

1.Reforma rural integral.
2.Participación política.
3.Fin del conflicto.
4.Solución al problema de las drogas ilícitas
5.Victimas 

Estos 5 puntos garantizan que se superen las condiciones que dieron inicio a las hostilidades y que las Victimas sean el centro y pilar de todo el proceso. Se crea un sistema integral de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición en el cual los responsables de delitos atroces tendrán una pena bajo el esquema de justicia transicional creado para este proceso. También quedó pactado el cese al fuego bilateral definitivo y el proceso de dejacion de armas, que contará con la revisión de organismos de naciones unidas para su cumplimiento. La implementación de estos acuerdos se debe hacer de manera transversal con un enfoque de género que hace posible que mujeres y personas lgbti, como grupos históricamente discriminados, puedan gozar medidas diferenciadas en la reparación y también que se pueda conocer las causas reales del conflicto. 

El enfoque de género que aparece en los acuerdos no tiene ningún trasfondo ideológico, por el contrario, es un reconocimiento de derechos que desde la mesa de conversaciones se brinda a mujeres y personas LGBTI que sufrieron violencias en el marco del conflicto. Este enfoque hace posible que haya condiciones para que mujeres y personas LGBTI puedan acceder en igualdad de condiciones a lo pactado en los acuerdos.

Caribe afirmativo como una organización defensora de derechos humanos y en defensa de la democracia, reconoce la decisión tomada en las urnas por el pueblo colombiano y consideramos que no es procedente la impugnación. La legitimación del proceso se encuentra garantizado por el papel desempeñado por las autoridades electorales quienes han desarrollado con transparencia y respeto la jornada y el conteo de los votos. Tendiendo en cuenta los resultados del plebiscito y los avances que se habían consolidado en los acuerdos, no deben quedar desprotegidas las Victimas a quienes se debe garantizar la reparación integral, también es fundamental que se haga con éxito la dejación de armas por parte de los excombatiente, situaciones que necesitan una pronta respuesta para mantener los compromisos pactados.  Por lo tanto, hacemos un llamado para que esta coyuntura nacional permite consolidar un gran pacto ciudadano en el que se garantice: 

Restitución plena e inmediata de derechos a las Victimas del conflicto armado atendiendo a las distintas formas de violencia.

Garantizar el cese bilateral de hostilidades en este proceso que empezó por parte de los miembros de las FARC a las zonas de concentración con la verificación de organismos internacionales.

Se mantengan las garantías que pactaron los negociadores y los miembros de los países garantes.

Se blinden los acuerdos desde una perspectiva de derechos en especial a los grupos que históricamente han sido vulnerados y violentados como las mujeres y personas LGBTI.

Para Caribe Afirmativo el trabajo por la construcción de paz de las personas LGBTI sigue adelante, apoyando iniciativas de paz en los territorios, pues el conflicto armado exacerbó las condiciones de vida de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas.

Rechazamos de manera categórica los argumentos de los promotores del No en los cuales indican que se debe respetar la familia tradicional y la autoridad moral de la iglesia, situaciones que desconocen que Colombia es un Estado laico, reconocido en la Constitución Política y en desarrollo de sus instituciones democráticas. Para Caribe Afirmativo es un atentado contra el Estado Social de Derecho, desconocer los avances constitucionales en la protección de las familias diversas cuando se busca poner los credos religiosos a la par que la garantía y el respeto a los derechos humanos, esto sería un retroceso lamentable para el país.

Por lo tanto necesitamos una garantía de vida digna para todos y todas, para lo cual es necesario que las decisiones que se toman a partir de este resultado del plebiscito garantice la justicia, verdad, reparación y garantías de no repetición a las Victimas. Seguimos trabajando por construir un país sin violencia, sin discriminacion y sin exclusión.


Por http://caribeafirmativo.lgbt/

Reacciones:

1 comentarios :

No se entristescan sigan trabajando por el LGBT

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia