domingo, 21 de febrero de 2016

Habla la Concejal Trans de Chaparral, Tolima “Me siento Juliana, no Ramón”

Concejal transexual de Chaparral asegura que no salir del clóset es un infierno. Haber salido le abrió su espectro y dio otro sentido a su vida.



Ramón Rojas se da un lujo que muchos en su condición sexual envidian: vivir sin temor a los señalamientos. Pero disfrutar de esa libertad que le da haberse declarado homosexual no fue sencillo, pues debió enfrentarse a todo y a todos, incluyendo a su familia.

El ya tres veces concejal de Chaparral, cuya confianza en sí mismo le ha permitido ganarse no solo un espacio en la política sino también en su terruño, está ad portas de su gran transformación, que incluye hasta cambio de identidad.

En marzo próximo ingresará al quirófano para retirar sus prótesis mamarias y aumentar un par de tallas más; también tiene proyectada una lipoescultura que defina sus curvas, y la haga más atractiva para los hombres.

Su rostro sufrirá un cambio, pues planea someterse a una rinoplastia que le permita lucir sus facciones más femeninas. Todos estos procedimientos hacen parte de una nueva etapa en la existencia de este chaparraluno, de 35 años, que desde niño ha tenido claro que nació en el cuerpo equivocado.

Es más, estas cirugías no son las únicas en su lista: espera en un tiempo no mayor a tres años practicarse su cambio de sexo, para de manera definitiva arrancar todo lo masculino con que la naturaleza la dotó.

“Aunque es una operación de alto riesgo, no le temo, porque pienso que no utilizo mi miembro para nada. Quiero ser mujer totalmente y daría más con mi vagina propia, que continuar con lo que no siento placer”, dice.

En esa transformación ha pensado cambiarse el nombre, pues Ramón es muy masculino...

Sí, quiero quedarme con mi nombre artístico: Juliana.

¿Qué la detiene?

Solo me falta reunirme con mi familia para comentarles que voy a tomar la decisión, que aspiro no afectarlos, pero que así como ellos tienen sus familias, su identidad, yo también deseo definir la mía.

¿Cuándo será?

El 26 de julio, en el cumpleaños de mi mamá. En esa fiesta con mariachis y almuerzo, espero reunir a todos mis hermanos y decirles tranquilamente que quiero dejar ese nombre Ramón, que aunque me ha producido muchos éxitos, deseo uno más femenino como Juliana, como me siento, quién quita que de aquí allá encuentre otro más bonito.

Políticos, a salir del clóset

¿Hacer política siendo un homosexual declarado es difícil?

Sí, pues para nadie es un secreto que a uno le disparan haciendo acusaciones falsas... señalamientos absurdos de algunos opositores políticos.

¿Cómo cuáles?

Que mantengo borracho, que soy promiscuo y corrupto, para fortuna la gente me conoce y sabe que no soy así.

¿Cómo es la vida de un político homosexual?

Dura, pero en mi caso lo he sabido manejar, tanto que gozo del respeto de mis compañeros.

¿Qué es lo más valiente que ha hecho?

Enfrentar a más de 100 candidatos que dicen ‘no vote por maricas, son abusadores de menores, son lo peor que hay en la tierra’, es duro y lo he enfrentado con valentía; además, no ser un concejal que haya comprado consciencias.

¿Los malos comentarios lo quiebran?

No, soy duro. Ya no le paro bolas a los que me critican, si consideran que yo soy malo, los hijos de ellos podrán ser peor, así le pasó a una vecina que quiso hacerme mucho daño y su hijo le salió más travesti que yo. Tuvo que comerse sus palabras y entender que el hijo no es una porquería, sino un ser humano importante para la sociedad.

¿Qué significó para usted salir del clóset?

Dejar una carga que tenía adentro y poder ser yo. No hay nada más doloroso que verse a un espejo y no reconocerse, eso es un infierno.

¿Y ante el mundo...

Muy rico, porque la gente ya no me dice ¿usted es maricón? sino que me preguntan ¿cómo le gustan los hombres? Yo invito a todos los políticos y jerarcas del ámbito nacional a que salgan del clóset, que acepten la situación, que hagan su vida y no tengan que acostarse con una mujer por apariencia.

¿Entonces hay muchos políticos viviendo esa doble vida?

Muchísimos. Quiero decirles que dejen de ser cobardes, que no carguen con lo que no deben cargar, es el momento de sentar ejemplos y transformar. ¡No hay nada más bonito que la gente lo mire a uno y sepa quién es!

¿Cuál es el Partido donde hay más ‘partidos’ en Colombia?

En todos, no se puede tildar a uno solo, al igual que en todos los municipios hay.

Con usted, Chaparral tiene dos concejales homosexuales. ¿Es que hay muchos de ‘ambiente’ en esta tierra?

Sí, hay bastantes, además estamos organizados; tenemos una junta, un comité con los gais más reconocidos. Públicamente somos más de 70 personas que hacemos parte de este comité.

Su condición declarada, ¿qué libertad le permite darse?

La libertad de uno poderse poner una prenda de mujer es muy importante; qué rico tener el cabello largo, colocarse un descaderado o una falda, qué bonito es poder mostrar un poco los senos, y disfrutar de lo agradable que es ver que un hombre lo mire a uno como si uno fuera una mujer.

Echando tijera

¿Cuándo se le sale el macho?
Cuando me estreso, sobre todo cuando juego fútbol. 

¿Y sus compañeros cómo lo tratan en la cancha?
Curiosamente, como una mujer.

¿Al concejal Ramón le han partido mucho la torta burocrática?
No, trato de tener cero compromisos, por eso no saqué tantos votos. Tengo claro que un concejal no tiene puestos, lo único que tiene es un casco blindado para recibir todos los golpes de la gente, porque tras de que no gana prácticamente lo que recibe son críticas destructivas.

¿Entonces no se ha comido esa torta?
Sí, me han dado puestos, pero mínimos.

¿Algún político o compañero de cabildo le mueve el piso?
Había uno, pero ya no está. ¡Me parecía tan lindo!

¿Qué le excita?
Un hombre moreno, alto que no pase de 30 y no tenga menos de 20. Que sea machito y no se le vean plumas.

¿A qué teme?
A que un hombre me ponga en mi sitio. 



Tabú

¿Cómo le gustan los hombres?

Me gustan los hombres que me hagan sentir mujer. No acepto un hombre que se porte como una mujer al estar conmigo.

¿Muy enamorada?

Sí, me gustan muchos los militares, porque son cariñosos y detallistas.

¿Soltera?

Tengo una relación estable con un soldado profesional, al cual admiro y con quien me entiendo.

¿Él abiertamente dice que usted es su pareja?

Salimos, pero tratamos de no ser tan abiertos, porque él tiene su familia. Él es hombre, tiene una niña con otra mujer, de quien está separado.

¿Es decir que él no ha salido del clóset?

No es homosexual. La gente cree que si un hombre está con un hombre es homosexual y no es así, lo que pasa es que el hombre está con uno por varias razones: por ganas, por mirar que se siente, por plata, por amor...

Y en el caso de su pareja, ¿por qué está con usted?

Por varias situaciones, entre ellas por amor. 

Dando rienda a su ser interior

¿A los cuántos años se dio cuenta de que no se sentía hombre?

Como desde los seis años. Recuerdo que yo era un niño no pobre... indigente, e hicieron un reinadito en la vereda donde vivía, mi mamá me llevó después de rogarle, y allí vi unas niñas participando, cuando daban besos al público yo sentía la necesidad de ser una de ellas.

¿Empezó a mostrar esa inclinación?

El rechazo de la familia hace que uno no saque eso a flote, porque lo tildan a uno de cosas, hasta los mismos hermanos, entonces uno termina aparentando lo que no es, así fueron mi infancia y adolescencia.

¿Cuándo decidió ser usted?

A los 20 años. La reacción de mi mamá fue compleja, se sintió muy mal; toda la familia sufrió, y hasta un hermano me agredió, pero luego entendieron que son cosas que a uno se le salen de las manos, y por más que quisieran reprenderme, no iban a poder lograrlo.

¿Cuándo lo aceptaron como es?

Cuando mi condición económica cambió, porque entendieron que no estamos simplemente para ser prostitutos, sino que podemos desempeñarnos en otros cargos. 


Publicada por EL NUEVO DÍA
(Foto: TOMADA DE FACEBOOK - EL NUEVO DÍA)
http://www.elnuevodia.com.co

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia