martes, 14 de agosto de 2012

Las 2 caras de las acusaciones por Homofobia a un bar de Chapinero, Bogotá

La ignorancia y desconocimiento de los derechos de las minorías sexuales los vamos a hacer valer usando la constitución y la ley. Visibilizamos los hechos HOMOFÓBICOS denunciados en una columna del portal CartelUrbano.com en la cual se habla de una presumible exclusión sufrida por una pareja que gay que se dió un beso en el BAR EL TITICÓ de Bogotá DC (Calle 64 # 13-35 Chapinero). Luego de conocer el hecho nos comunicamos con el lugar con el fin de contrastar versiones y hemos recibido el comunicado del lugar, además vemos el interés de aclarar el hecho por parte de sus propietarios y administradores. Hablamos con el mencionado bar y quedamos el miércoles 15 de agosto de 2012 en ir al lugar verificar los videos y escuchar su versión completa de los  hechos denunciados en la columna que reproducimos a continuación y que son contradichos por medio de comunicado de El Titicó Gril.

A quienes se sientan vulnerad@s les invitamos a NO DEJARSE ABUSAR, y cuando hechos discriminatorios se generen le aconsejamos DENUNCIAR ante las instancias judiciales invocando la ley 1482 de 2011 antidiscriminación. Cabe recordar que al tener derechos, al tiempo obtenemos deberes, y uno de ellos es a la convivencia civilizada en sociedad. Así pues, teniendo éstos puntos claros dejamos las dos versiones de un mismo hecho para su análisis. 

No más homofobia, No más Discriminación en el Mundo y Colombia. 
Nota por: @r_Montenegro Editor web @OrgulloLGBT (Actualizada 11:00pm)


Cambié de Opinión
GAYS VS TRAQUETOS


Por Rafael López.
Este paisito nunca deja de sorprenderme, desafortunadamente la mayoría de veces lo hace de manera negativa, así que sería más indicado decir que no deja de defraudarme.

El viernes pasado estuve bailando salsa en un chuzo llamado “El Titicó Gril”, un sitio inspirado en los rumbeaderos setenteros, que ofrece buena música, trago caro y en ocasiones, un ambiente de penumbra propicio para manosear a la pareja con disimulo. Esa noche, en otra de las mesas del lugar departía un grupo de jóvenes entre los que se encontraba una pareja gay. Todos bailaban, incluso la pareja de chicos, y la noche iba bien, hasta que en un momento la pareja en cuestión se dio un besito en la pista de baile. Un besito insignificante, sin pasión, lengua, ni manoseada. Un besito inocente que me hizo recordar mi primer beso. Sin embargo, eso fue suficiente para suscitar la reacción de la administración del chuzo aquel.

Antes de que la pareja abandonara la pista de baile ya había un mesero hablando con ellos, diciéndoles que ese no era un sitio gay y que tendrían que irse del lugar.  Es evidente que para ser mesero no hay que haberse leído la Constitución, ni estar enterado de las disposiciones de la Corte en el tema de derechos homosexuales. Parece que en ese chuzo nadie se enteró de que el presi JuanMa firmó a finales del año pasado la Ley Antidiscriminación, que penaliza este tipo de actos y sanciona a los infractores con penas de uno a tres años de cárcel y multas entre 10 y 15 salarios mínimos. Definitivamente, el administrador de El Titicó no sabe que según esa misma ley, es motivo de agravación punitiva que la conducta se realice en un sitio público.

Es triste que a pesar de los avances que se han logrado en la lucha por los derechos de los homosexuales en nuestro país, siguen existiendo conductas discriminatorias a todo nivel. Es triste que la Corte siga dándole largas a su pronunciamiento en el caso de adopción de las madres lesbianas de Medellín, tal vez a la espera de la llegada de un Magistrado conservador que niegue la tutela.  Pero lo más triste fue la justificación que dio el administrador del Titicó.

Según este señor, en el chuzo no tienen ningún problema con las personas homosexuales o las demostraciones de afecto, pero un cliente traqueto que había en el sitio se había molestado, y les había dicho que ya no más. Habrase visto que situación tan pintoresca. Habíamos quedado sometidos a la moral de unos delincuentes, a los que les parece que está bien amenazar a un hombre, torturarlo e incluso asesinarlo, pero no besarlo, ese es un comportamiento inmoral que debe ser perseguido y censurado. Malditos traquetos, estamos mamados de ustedes, de su moral, su violencia y su estética.

Esa noche en el Titicó intenté identificar cuál era el narco entre nosotros, pero nunca pude estar seguro. Los herederos de Escobar han aprendido que deben ser mucho más sutiles e intentar pasar desapercibidos, sin embargo sospeché de dos grupos distintos de hombres. Uno de esos grupos contaba con dos hombres de más de 40, medio calvos y barrigones – dos características apreciadas entre los traquetos -. En el otro grupo había tres hombres, medio feítos, con poco estilo, y uno de ellos estaba con una chica tal vez muy guapa para él. Por qué será que los narcos con todo su billete no se mandan a hacer algo para ser menos feos, una liposucción, un diseño de sonrisa, un implante capilar, un tratamiento para mejorarse el cutis por lo menos.

Finalmente la cosa no pasó a mayores, los pelados se fueron y después de lo sucedido yo también me fui junto con los amigos con los que estaba, pero me parece digno de reflexión el talante de nuestro país, que tolera a los traquetos mientras persigue a los homosexuales.  

 Mal por El Titicó, que prefirió quedarse con el cliente traqueto y amenazador que con el grupo de jóvenes tranquilos que bailaban en la pista. Obvio, el narco gasta plata, así amenace a otros clientes, los pelados homosexuales en cambio, consumen poco y hacen escenas inmorales.

Tomado de http://www.cartelurbano.com/content/gays-vs-traquetos


Comunicado de El Titicó.

Respuesta a Rafael López escritor de Cartel Urbano.
El Titicó se permite informar por medio de éste comunicado que cualquier persona que se haya sentido agravada el pasado viernes 3 de agosto está amablemente invitada a revisar los videos de las cámaras de seguridad, que dicen más que mil palabras. Ahora, para ponerlos en contexto, nos permitimos contestarle al señor Rafael López, quien dio su opinión en éste medio lo siguiente:

La salsa no tiene estratos, color ni preferencias sexuales.

Nada tiene que ver que una pareja gay estuviera bailando junta en la pista, con que uno de ellos haya sido despedido. No es cuestión de discriminación, somos mediadores entre nuestros asistentes y de buen modo, tras un cliente haber manifestado su descontento por la fogosidad de la pareja en la pista, se les pidió que le bajaran un poco al tono. En ningún momento se les dijo que por ser gays se tenían que ir como usted argumenta. Pasó una hora, se les acabó la botella de tequila y uno de ellos, se acercó con grosería y patanería al bar, encuelló al administrador y a los gritos exigió que “si no le regalamos una hijueputa botella de tequila nos demanda por discriminarlos”.

Nos tiene sin cuidado la inclinación sexual, política o religiosa de nuestros clientes, sin embargo quien escudándose en ser esto o lo otro sea grosero, será despedido sin reparo alguno. Obviamente, ellos argumentaron, pusieron el grito en el cielo y hasta hicieron show porque los habíamos sacado de la rumba por ser gays. Sin embargo, cuando los invitamos a que revisaran las cámaras de seguridad, ninguno quiso ir a ver, ni siquiera usted que estaba igual de borracho que ellos. Nosotros no tenemos nada que esconder.

Ahora, viene con un título amarillista y de escándalo: Gays vs Traquetos. De dónde salieron los traquetos si no es de su imaginación que conjeturó que uno de los sujetos que no le siguió la corriente al bochinche era traqueto. Le recuerdo que deja mucho que desear que una persona que se dedica a escribir, dé un punto de vista sesgado, imparcial. Así mismo le recuerdo, que como persona jurídica, tengo derecho al buen nombre y que lo que usted escribió es injuria y calumnia. Las cámaras no mienten. Así que respetuosamente le pedimos el favor que se retracte y pida disculpas públicamente por haber dado una opinión sin fundamento y que pone en tela de juicio el buen nombre de El Titicó, todos cometemos errores, sea humilde.

“Según parece, uno de los amigos que acompañaban a la pareja fue agresivo con el administrador, pero yo estaba lejos de la acción en ese momento, así que no puedo dar cuenta de qué sucedió” cito al señor Rafael. Que a conveniencia de su artículo eso si no lo vio y que dice que de haberlo visto su opinión sería completamente distinta. Se quedó en lo que creyó ver, en lo que creyó oír, en lo que le pareció que vio sin importarle dañar el nombre de un negocio ajeno. Como le respondió uno de mis clientes a su columna: “al escribir en un medio de comunicación, lo mas aconsejable es verificar la información y las fuentes, luego si, emitir una información. Es delicado escribir conjeturas, teorías y ¨me dijeron¨”.

El Titicó.

Reacciones:

5 comentarios :

La pregunta es, ¿por qué le pidieron a la pareja de hombres que dejaran de bailar fogosamente? ¿Eso se lo dicen a todas las parejas? ¿Esta prohibido bailar 'fogosamente' en esa discoteca? Es Obvio que sí hubo discriminación.

Llama la atención que el señor Rafael López utilice frases discriminatorias y haga gala de prejuicios sobre la gordura, la fealdad y la apariencia de algunos hombres que considera, de algún modo, de otra clase... Se supone que está hablando de defender los derechos, pero lo hace con argumentos dudosos. También llama la atención.
No creo que esta forma ayude en modo alguno a la defensa de los derechos. Lo que si habría que verificar es si la actitud de la gente del bar fue discriminatoria... Por ahora invitan a ver los videos de seguridad pero no han mostrado ninguno...

Los invito a que lean como habla una de las dueñas del bar, en los comentarios de la columna de Cartel Urbano. Creo que la forma de ella refiriéndose a los hechos y a la discriminación deja mucho que desear. No es la forma de hacer las cosas.

Yo he ido varias veces allá con mi pareja, y jamás nos hemos sentido ni discriminados, ni ofendidos. De hecho, allá celebré mi cumpleaños en compañía de mis amigos gay y no gay y nos fue bastante bien. Obviamente hay parámetros que respetar, y aunque la no discriminación es un derecho, también la comunidad LGBTI tiene el deber moral de no protagonizar escándalos, ni aprovecharse de las leyes que con mucho esfuerzo se han conseguido para agredir a los demás. Eso nos perjudica como colectivo.

¿Al fin si fueron a ver los vídeos ? lo que tengo entendido es que en verdad si se les dijo a pareja que dejaran bailar... ¿eso no es discriminación?

Publicar un comentario

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

AMOR // LOVE

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA

17 Mayo Día NO HOMOFOBIA
Más de 120 países conmemoramos día de la NO HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA

Ilustración x Laura Cerón

Ilustración x Laura Cerón

El Combo de r_Montenegro (ComUnidad FB)

A-Z Temas