jueves, 25 de julio de 2013

En duda versión de que Mario Bros sea Gay

¿Es homosexual Mario Bros., el del videojuego?

El autor del popular personaje habría confesado que su creación es gay, según medios digitales.

En varios medios de comunicación, todos de habla española, corre la versión de que los populares hermanos Mario y Luigi, héroes de la infancia de varias generaciones serían, en realidad, dos miembros más de la comunidad LGBT, además de amantes.

De ser así, los personajes entrarían en la - para algunos- polémica categoría de estrellas infantiles de ficción que aún no habrían salido del ‘closet’, como Batman y Robin, Beto y Enrique, o Linterna Verde (quien parece que ya aceptó su condición).

Sin embargo, para solaz de algunos y decepción de otros, el asunto no parece ser más que una invención propagada en la red.

El blog Ciencia Seminal, cuyos contenidos difícilmente pueden ser considerados con seriedad, divulgó en una de sus entradas del pasado 19 de julio que el creador del popular videojuego Mario Bros., Shigeru Miyamoto, había señalado que “era una alegoría a la comunidad gay y que Luigi y Mario no eran hermanos, sino amantes gay”.

“Esa fue la intención original del juego -expresó Miyamoto- era un juego cargado de signos de la cultura gay, Luigi y Mario eran pareja gay tratando de enfrentar los retos de una sociedad que los rechaza, más adelante al introducirlo al mercado internacional se adecuaron algunos contenidos e intenciones para llegar a un público occidental, pero si observan con cuidado, muchos de los conceptos originales están presentes”, dicen las declaraciones atribuidas al japonés.

Como prueba de sus afirmaciones, el blog sostiene que hay “elementos fálicos: el asta de donde Mario y Luigi se tienen que deslizar para poder terminar cada nivel, los tubos, pero sobre todo los hongos que hacen las veces del glande masculino”.

El sitio Anim-arte.com, una revista y comunidad en línea dedicada y especializada en videojuegos, cine, cómics, anime y manga, reseñó las falsedades de la nota y anotó que “de manera irónica, (Ciencia Seminal es) el mismo sitio que esparció el chisme publicó una nota titulada ‘El 90% de la gente se cree todo lo que lee en Internet’”.

Primera reunión de jugadores LGBT

Esto no quiere decir que los miembros de la comunidad LGBT no tengan un lugar en el mundo de los videojuegos, un negocio que movió 20.000 millones de dólares en 2012 según la Entertainment Software Association.

Entre los próximos 3 y 4 de agosto, en San Francisco (EE. UU.), se llevará acabo la convención GaymerX. “Nuestra misión número uno es poner a jugar a los transgénero, homosexuales y otros jugadores juntos”, afirmó Toni Roca, vocero del evento, al San Francisco Examiner. Dijo, además, que “mientras la tecnología de los videojuegos está avanzada, Roca dijo, la cultura que lo rodea se encuentra todavía en la Edad de Piedra”.

Roca dijo que muchos espacios de multijuego en línea son focos para los insultos sexuales en los que se excluyen a los jugadores gay.

El Examiner reseño una realizada en 2006 por la Universidad de Illinois, que encontró que el 87 % de los jugadores en línea han escuchado a sus compañeros usan la frase “eso es tan gay”, y el 83 % ha oído las palabras “gay” y “queer” empleadas en forma despectiva.

Matt Conn, director creativo de GaymerConnect y anfitrión de la convención, dijo que GaymerX luchará contra la discriminación en dos frentes: ofrecerá un espacio seguro para que los jugadores gays puedan conectar con los demás y les enseñará a crear juegos por sí mismos, con lo que se espera llegar a una mayor diversidad de los personajes en los juegos.

Tomado de http://www.semana.com/
25 julio 2013


Mario Bros y Luigi siempre han sido amantes: Shigeru Miyamoto 
El creador de Super Mario Bros, afirma que Mario y Luigi siempre fueron una pareja gay, pero por motivos de "comercialización", este aspecto permaneció oculto pero con claras referencias.

Japón.- En el marco de la presentación del Pikmin 3, Shigeru Miyamoto, reveló que Mario Bros inicialmente era una alegoría a la Comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans) y que Luigi y Mario no eran hermanos, sino amantes homosexuales. 

Durante una conferencia de prensa, se le preguntó al creador de Mario Bros su opinión sobre los estudios que revelan que los niños de la actualidad perciben a Mario y Luigi como pareja gay, él respondió:

"Esa fue la intención original del juego. Era un juego cargado de signos de la cultura gay, Luigi y Mario eran una pareja gay tratando de enfrentar los retos de una sociedad que los rechaza, más adelante al introducirlo al mercado internacional se adecuaron algunos contenidos e intenciones para llegar a un público occidental, pero si observan con cuidado, muchos de los conceptos originales están presentes."


James Gardner, investigador de la Universidad de Wisconsin, ya había realizado algunas conjeturas al respecto, asegurando que el juego de video tenía claras referencias de la cultura LGBT: la princesa, no es real, es una alegoría a la feminidad tradicional representada como un símil de la homosexualidad y en el juego los amantes se confrontan a la búsqueda constante, castillo tras castillo, para al final aprender que la identidad gay va más allá de una simulación de lo femenino.

Por otro lado, están los "elementos fálicos", como lo son las astas por las que Mario y Luigi deben deslizarse para completar cada nivel, o los hongos en forma de glande. 

James Paul Gee, otro investigador, ha hecho reflexiones en torno a la plomería, profesión que desempeñan ambos personajes, al dedicarse a la revisión de tuberías se hace una clara referencia al sexo homosexual. Además afirma que el principal enemigo de Mario y Luigi, Koopa, representa la masculinidad exagerada, el machismo y la intolerancia, es por ello que el duo de plomeros debe montarse en el para derrotarlo.


Tomado de http://www.sdpnoticias.com

Gay o no, la nota falsa sobre Mario revela un problema grave

- Los medios tradicionales y su falta de respeto por los videojuegos

Por Jorge Arellano 
Demos primero un poco de contexto. Un sitio de noticias inventadas publicó una nota con el fin de entretener a sus lectores. La idea ni siquiera suena descabellada: Mario y Luigi son gays, declara Shigeru Miyamoto, su creador. La homosexualidad no es una enfermedad y, en los últimos años, la apertura de la sociedad hacia esta elección personal ha sido mayor; sin embargo, el problema comenzó cuando muchos medios de radio, televisión e Internet publicaron la información como si fuera verídica. Esto, sobra decirlo, no hubiera resultado problemático, siempre y cuando Shigeru Miyamoto en realidad hubiera hecho tal declaración. Al propagar una falsedad, dichos medios no sólo deterioran su propia veracidad, sino que afectan la imagen de una propiedad intelectual de la talla de Mario.

¿Cuál es el problema? ¿Para qué dar espacio a esto en un sitio especializado de videojuegos? Me decía un amigo ayer ante mi indignación. El problema va mucho más allá de una mera nota de color: es un síntoma de que los medios tradicionales siguen percibiendo a los juegos de video como un entretenimiento de corto plazo. Imaginemos por un momento que la noticia falsa fuera sobre otro personaje —Mickey Mouse o Harry Potter—, ¿creen que una televisora se hubiera atrevido a divulgar la información sin antes verificar sus fuentes? Por supuesto que no, pues son personajes que han aparecido en el cine, los libros y la televisión. Pienso que la línea de argumentación de quienes decidieron publicar la nota fue: "¿Mario Bros.? ¿El de Nintendo? ¿Para qué revisar la información si podemos obtener visitas fáciles? A fin de cuentas, sólo es un videojuego."

 A pesar de ser un ícono cultural, pocos se preocuparon por revisar la veracidad de la información sobre la sexualidad de Mario

A pesar de ser un ícono cultural, pocos se preocuparon por revisar la veracidad de la información sobre la sexualidad de Mario

Lo repito: no tendría ninguna connotación negativa que Mario y Luigi fueran homosexuales. En este sentido, me ofende un poco que algo tan irrelevante pueda ser catalogado como noticia viral. Pero me violenta aún más la falta de escrúpulos para abordar cualquier tema relacionado con videojuegos. Y no hablo únicamente de este incidente: ¿cuántas veces no hemos visto que se difunde información que liga el uso de juegos con la violencia? Por el contrario, notarán una total ausencia de noticias sobre estudios científicos que avalen los beneficios de jugar videojuegos o sus usos médicos. ¿Por qué? Simplemente porque el medio es relativamente nuevo. Esto equivale a que no ha sido aceptado ni adoptado en nuestra cultura.

En los primeros días de la televisión, por ejemplo, los padres preocupados no permitían a sus hijos sentarse muy cerca del televisor o verlo durante mucho tiempo. "Se te van a quemar los ojos" y "te va a dar cáncer por la radiación" eran reprimendas comunes y completamente carentes de fundamento. Pero vamos más atrás. La adopción de la tecnología es un proceso complejo que se ubica en ámbito más allá del costo económico: desconfiamos de cualquier nuevo invento. Muchas de estas falacias incluso se convierten en leyes. Por ejemplo, los teléfonos celulares, hoy tan comunes, también sufrieron una buena dosis de falsas afirmaciones. Si van a una gasolinera, tal vez encuentren un letrero que prohíba el uso de teléfonos móviles en el lugar. ¿Por qué? Porque, en algunos incendios en gasolineras, los bomberos encontraban restos de estos aparatos entre los escombros. Entonces, como los dispositivos eran relativamente nuevos y la gente ignoraba su funcionamiento, era sencillo atribuirles la causa. El problema es que no hay evidencia real que relacione el uso de celulares con incendios en gasolineras.

Los hornos de microondas son una tecnología relativamente nueva y, como tal, también ha sufrido por la desinformación. Uno de los mitos más arraigados es que introducir alimentos en recipientes de plástico los contamina con sustancias que producen cáncer. Sin embargo, hace tiempo que los plásticos aprobados para microondas (verifiquen siempre que estén aprobados) no liberan químicos en la comida y no contienen ni ftalatos ni dioxinas, que dañan la salud. Lo que sí es cierto es que hay plásticos, como el poliestireno, que no deberían ser calentados en un microondas porque liberan micropartículas en los alimentos (sí, eso significa dejar de calentar las sopas instantáneas en el microondas). Pero el punto aquí es que toda nueva tecnología sufre un proceso de asimilación en la sociedad. El problema con notas como la de Mario es que promueven la ignorancia, en lugar del conocimiento.

 Los videojuegos no son la única tecnología que ha sido atacada por temor. ¿Recuerdan el rumor sobre el cáncer provocado por usar los teléfonos móviles?

Si leyeron mi artículo sobre los motores de juegos, seguramente recordarán el ejemplo que puse al final: Pinky y Cerebro fingen un accidente en un horno de microondas con leche en polvo, pues nadie comprende cómo funcionan estas cosas. Aquí radica el problema principal: a mayor desconocimiento sobre un tema, más fácil es manipular y controlar. Los videojuegos son satanizados porque todavía hay mucha ignorancia en torno a ellos. La muestra perfecta es que una gran cantidad de medios tomó una noticia evidentemente falsa como un hecho verídico. Esto también es una falta de respeto a su legado y a su valor cultural. Los juegos son mucho más que material para notas sensacionalistas de relleno: son un legado cultural.

Hay que ver mucho más allá de si Mario es homosexual o no: debemos apuntar nuestra crítica a la falta de rigor para informar y a la falta de respeto con la que se aborda el entretenimiento electrónico. Como jugadores, es nuestro deber alzar la voz para que el medio sea respetado.

25 de julio


MARIO BROS Y LUIGI INSPIRAN A MUCHAS PAREJAS GAY


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia