miércoles, 10 de junio de 2015

9 países latino-americano-caribeños todavía castigan legalmente a personas LGBT

#Amorprohibido. Este es el hashtag de la campaña que la organización internacional de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) está impulsando contra la prohibición y la penalización de las relaciones homosexuales consentidas. Aunque, en los últimos años se ha podido comprobar un progreso significativo acerca de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) en todo el mundo, muchos países siguen castigando, legalmente, a las personas que se atreven a tener relaciones homoafectivas.


En la actualidad, hay 80 países que penalizan las llamadas relaciones homosexuales consentidas, castigándolas con penas estrictas, que incluyen encarcelamiento, azotes e incluso la pena de muerte, en muchos casos con fines políticos. 



En América Latina y el Caribe, especialmente entre los pequeños estados insulares del Caribe, 10 países todavía prohíben las relaciones homosexuales por ley. Además Guyana, en América del Sur, los nueve países restantes en el Caribe son: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Trinidad y Tobago. En los Estados Unidos, país presentado como símbolo de la democracia, nueve estados todavía criminalizan la homosexualidad de algún modo: Alabama, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida, Idaho, Kansas, Luisiana, Michigan y Texas.

Estos países prohíben las relaciones consensuales entre personas del mismo sexo en diferentes maneras. Muchas leyes las definen erróneamente como"sodomía" y "actos contra la naturaleza", términos que fueron utilizados por primera vez, por las potencias coloniales europeas. Otras regulaciones se han introducido recientemente: en Rusia, Nigeria y Gambia, por ejemplo, se establecieron leyes que restringen la capacidad de las personas para discutir los derechos LGBT o para organizar reuniones con miembros de la comunidad LGBT, despojándolos de su derecho a luchar por cambios.

Para HRW, estas leyes se utilizan para legitimar la violencia y la discriminación contra las personas LGBT. Son una amenaza no sólo para estas personas, sino también a las garantías fundamentales a los que todo ser humano tiene derecho.

La entidad divulga también cuadros gráficos para mostrar cómo las leyes que penalizan las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo y como el debate sobre los derechos LGBT varían en todo el mundo. En cada una de los gráficos, Nigeria, por ejemplo, cae en una categoría de "sentencias mixtas", ya que tiene varios tipos de leyes, tanto en el derecho penal civil, como en legislación Sharia (ley islámica). El país africano también penaliza a la discusión de los derechos LGBT.


Jamaica, por ejemplo, todavía mantiene la prohibición del "delito aberrante de perversión sexual", promulgada por primera vez en la isla en 1864. Los antecedentes de esta norma de "perversión sexual" se remontan a la Ley de Sodomía de 1533, promulgada por el rey Enrique VIII, en Inglaterra. Según HRW, una característica de las "leyes sobre sodomía" contemporáneas es tener un propósito político, como estrategia para desacreditar a los opositores o arrestarlos, como ocurrió en 2015, con el líder opositor Anwar Ibrahim, en Malasia.

Una de las herencias jurídicas del colonialismo británico es la prohibición de la sodomía, que se define como "conocimiento carnal contra natura", introducida en 1860, el artículo 377 del Código Penal de la India y posteriormente aplicada en todo el Imperio Británico. Hasta la fecha, 80 países que prohíben las relaciones homosexuales consensuales tienen normas similares o que impiden el debate sobre los derechos LGBT, y en más de la mitad se puede identificar su origen en las leyes británicas.

HRW informa de que en algunos países, las leyes sobre la sodomía siguen teniendo validez formal, pero en la práctica, en la mayoría de los casos no se aplican, siendo muy excepcionales los procesos penales que invocan estas leyes. Sin embargo, aun no siendo aplicadas, estas leyes pueden tener efectos perjudiciales porque las personas LGBT se ven obligados a vivir en la sombra, ante leyes [aún vigentes] que las consideran delincuentes. Además, con frecuencia, las instituciones de seguridad pública emplean incorrectamente estas leyes con fines de chantaje o extorsión, o motivadas por la violencia y la discriminación.

Tomado de http://site.adital.com.br/

Países que prohíben las relaciones entre personas del mismo sexo. ¿Está el suyo en la lista?

Prohibiciones creadas por los gobiernos de los países.

Países que prohíben las relaciones sexuales entre mujeres.

Prohibiciones de los países según el tipo de delito.

Reacciones:

1 comentarios :

Excelente información, lamentable noticia, queremos que latinoamérica sea el primer continente libre de esa plaga de la discriminación, en lo paises desarrollados y evolucionados no se discrimina, se aceptan las diferencias

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia