lunes, 21 de octubre de 2013

Anulan segundo matrimonio igualitario en Colombia - "No nos sentimos derrotadas"dicen ellas

Tras admitir tutela instaurada por la Fundación Marido y por la Procuraduría General de la Nación, el juez 44 Civil Municipal del Circuito anuló el matrimonio celebrado entre dos mujeres por el Juzgado 44 Civil Municipal de Bogotá el pasado 4 de octubre.


La ceremonia de unión entre dos mujeres había sido reconocida como matrimonio por el juez 44 civil municipal de Bogotá el pasado 4 de octubre.

Ese reconocimiento fue entutelado de inmediato por uno de los delegados de la Procuraduría, quien le pidió a otro juez que ordenara dejar sin valor esa ceremonia y que se limitara a reconocer un “vínculo contractual” entre las dos mujeres.

Para el Representante legal de la Fundación “la Constitución y la Ley, el matrimonio en Colombia sigue siendo solo entre el hombre y la mujer” (...) “Habíamos pedido la nulidad de esta unión argumentando que se reconociera el restablecimiento jurídico del matrimonio configurado entre el hombre y la mujer y eso es lo que ha hecho este juez al respetar la figura. Solamente una pareja conformada por hombre y una mujer pueden conformar una familia". 

El juez 44 del Circuito Piloto de Oralidad de Bogotá le dio la razón a la Procuraduría y dejó sin efectos el matrimonio civil de esa pareja.

Es el segundo matrimonio de este tipo que se cae por cuenta de las tutelas interpuestas por el Ministerio Público.

Esta semana, un juez de Gachetá (Cundinamarca) negó una tutela de la Fundación Marido y Mujer contra otra unión homosexual de dos mujeres y dejó en firme esa unión.

En diálogo con El Espectador, Sandra Marcela Rojas indicó que presentarán recurso de apelación ante las instancias judiciales que sean necesarias para demostrar la legalidad de su unión.

“Somos dos personas que se quieren en contra del deseo del Procurador General. Es una pelea un poco desigual pues él tiene poder sobre los jueces”, precisó.
Igualmente indicó que el matrimonio quedará en firme hasta que no se agoten todas las instancias jurídicas.

La última palabra la tendrá de nuevo la Corte Constitucional, que en el 2011 reconoció el derecho de los homosexuales a conformar familia y que, ante la decisión del Congreso de no reglamentar esas uniones, deberá decidir si reconoce o no como matrimonios esas uniones, al revisar las tutelas interpuestas por la Procuraduría.

Fuente: El Tiempo / El Espectador.


Contra la estrategia jurídica del Ministerio Público

"No nos sentimos derrotadas"

En una misiva dirigida al procurador Alejandro Ordóñez, una pareja del mismo sexo repudió la acción legal de esta entidad contra su matrimonio civil.


El pasado viernes, un juez de tutela impartió la orden de anular el matrimonio civil de Adriana González y Marcela Rojas, que hace dos semanas celebró la jueza 44 civil municipal de Bogotá. González y Rojas apelaron la decisión y anunciaron que agotarán todas las instancias para “luchar, por su derecho”. Por ahora, en el país solo han sido falladas dos tutelas: una a favor del matrimonio y una en contra. Esa última fue promovida por la Procuraduría General de la Nación, pero solo afecta a ese matrimonio puntualmente.
Mientras la lucha jurídica de las parejas del mismo sexo y la Procuraduría de Alejandro Ordóñez se sigue dando en los estrados, Adriana González y Marcela Rojas dan otra batalla simbólica: le han escrito una carta al procurador Ordóñez en la que le dicen que el amor es algo que nunca podrá anular: “Usted, solo por amarnos nos persigue, sé que le molesta tanto que un pueblo diverso y pobre no le obedezca y sé que nuestro amor le estorba pues atenta contra su fundamentalismo”, dice la misiva.
Esta es la carta completa:
El amor: aquello que el Procurador nunca podrá anular
“Llevamos dos semanas de casadas y una vida juntas, unidas por una jueza valiente en “matrimonio civil”, semanas llenas de amor, de felicidad, de complicidad… semanas en las que amigos y extraños nos paran en la calle para felicitarnos por haber logrado “por fin” firmar el acta de matrimonio que tanto habíamos soñado, pero no todo ha sido felicidad… a cada persona que nos pregunta debemos intentar explicarle algo que no entendemos: ¿Por qué nos persiguen? Realmente no entendemos como existe una procuraduría que tutela matrimonios de parejas como nosotras… tal vez lo que les indigna tanto es que no nos da pena querernos, es que el tiempo de mantener en secreto estas uniones ya pasó a la historia.
Sentimos al dirigir estas palabras una profunda tristeza del país que se ha forjado y de los gobernantes como usted, que utiliza su poder, nuestros impuestos y su rabia para impedir que la gente viva feliz y en paz. ¿Qué daño le estamos causando a usted y a su familia?
Nosotras somos ciudadanas, trabajadoras, madres, hermanas, hijas, tías rodeadas de familia y amigos que nos aman; cansadas de la indiferencia, de la guerra y la pobreza que usted pareciera desconocer, gracias a su vida de privilegios, rodeado de poder y lleno de odio presto siempre a discriminar y a juzgar la diferencia.
Usted señor me remite a la triste historia de miles de hombres y mujeres perseguidos y héroes anónimos asesinados para que hoy podamos tener algo más que pan y circo.
Usted, solo por amarnos nos persigue, sé que le molesta tanto que un pueblo diverso y pobre no le obedezca y sé que nuestro amor le estorba pues atenta contra su fundamentalismo. Pero nuestro amor será lo único que no podrá tocar ni en canciones. Algún día en el ocaso recordaremos su viejo y mal gobierno de perseguidores.

Usted tiene poder político, a sus fanáticos y a algunos jueces a su favor. Nosotras sólo tenemos nuestro amor, nuestra solidaridad y la fe. La intimidad de nuestra familia es el único campo que le vetamos a usted y a sus tentáculos.
Nuestro amor no es más que el remanso de una familia que cree y que solidariamente ha construido lazos que día a día se fortalecen aún en la adversidad. El amor de una pareja que hace familia, que no abandona, que cuida, el amor el único privilegio que usted no tiene pues su odio a nuestras familias lo ahoga. Se hace tan evidente su odio y discriminación que parece una droga que enceguece su juicio.
Nuestro amor solidario, extremadamente sólido selló su unión con el matrimonio como un símbolo de libertad y eso, a pesar de usted, pasará a la historia y se instauró en la memoria de nuestras familias y amigos de la misma forma en que sus caprichosas y múltiples odiosas acciones de anulación como una indignante acción de discriminación.
NO nos sentimos derrotadas, el amor es más fuerte. Y yo me duermo a la orilla de una mujer que amo y me ama. 
Para la familia y los amigos estamos y seguiremos casadas y juntas”.

Por: Redacción Política

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia