MOVILÍZATE

TU PUEDES HACER ALGO... ASISTE...MOVÍLIZATE EN REDES CON HT ‪#‎EducacionSinMatoneo‬

COLOMBIAMODA 2016

Ser Para Hacer. es el concepto de la Semana de la Moda de Colombia, Medellín 26-28 julio 2016 a la que acudimos de la mano del Diseñador JCastell Designer.

Una Noche Romántica como la has soñado

TRAVELERS Aptos Suites ha diseñado un paquete especial para nosotros y nosotras.

No pierdas ésta Oportunidad

CONVIÉRTETE EN UN PRESENTADOR EXITOSO PARA TELEVISIÓN CON INALPRES

VÁMONOS A MIAMI!

Desde 2016 INSCRÍBETE para los World OUT GAMES MIAMI mayo/junio 2017.

El RECREO DE ADÁN Bar Gay en Bogotá

¡Regístrate! Y recibe el 25% de descuento en tu primera visita al Recreo de Adán. CLICK AQUÍ.

jueves, 25 de agosto de 2016

VOTAMOS SI A LA PAZ

Se acerca la firma de Fin del Conflicto entre el Estado de Colombia y la Guerrilla de las FARC como lo hemos dicho respaldamos el proceso de Paz, apoyamos la realización de un Plebiscito para que el pueblo se pronuncie, nos unimos a las organizaciones que dicen SI A LA PAZ y  recordamos q  la Paz es IGUALDAD DIVERSIDAD E INCLUSIÓN. 

Constitución de COLOMBIA : Artículo 22. La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento 

#PorLaPazVotoSi
#LGBTIvotaSI

Ricardo Montenegro Vásquez
Director @OrgulloLGBT




Más de 140 organizaciones y líderes LGBTI le dan el sí a la paz

Con la campaña 'LGBTIvotasí' se pretende vincular a más personas con esta posición sobre plebiscito.

Desde este martes, más de 140 organizaciones no gubernamentales y líderes LGBTI de diferentes regiones del país se sumaron a las campañas por el sí en el plebiscito por la paz, que se celebraría en caso de que el Gobierno llegue a un acuerdo con las Farc, tras las negociaciones de la Habana.

De acuerdo con Wilson Castañeda, director de la Corporación Caribe Afirmativo, organizaciones de todo el territorio se unieron para lanzar la campaña ‘LGBTIvotasí’, y, de esta manera, movilizar a las personas que hacen parte de este movimiento para que voten positivamente, y así garantizar la protección y los derechos de esta población.

De acuerdo con Castañeda, para esta campaña se tienen varias estrategias, entre las que se cuentan reconocer los puntos que conforman el proceso de paz y los beneficios que tiene para el movimiento, desarrollar ideas de inclusión del enfoque de género y diversidad sexual, al igual que apoyar encuentros regionales para motivar el voto del plebiscito por la paz.

La iniciativa, que nace a propósito del Día Nacional Contra la Violencia y Discriminación Motivada por la Orientación Sexual o Identidad de Género, será un espacio para vincular a más personas de la comunidad LGBTI y a actores sociales que ven en la paz una oportunidad de construir un camino para la inclusión.

A la iniciativa también se sumó la organización Colombia Diversa, que celebró la primera vez que en el mundo un proceso de paz incluye un enfoque de género y diversidad sexual desde los procesos de negociación.

“Colombia Diversa está convencida de que la paz incluye la posibilidad de desarrollar una vida en condiciones dignas en la que prevalezca el respeto por la singularidad, la igualdad de oportunidades y la justicia social”, dijo Marcela Sánchez, directora de la organización.

“Esta decisión nos hace soñar con que seremos una generación libre. Además, estos escenarios son importantes para la construcción de colectivos y para el fortalecimiento de la equidad y el reconocimiento del movimiento en todas las partes del país”, añadió Castañeda.

EL TIEMPO






Campaña por el ‘Sí’ recibe apoyo de organizaciones sociales y de la comunidad LGBTI

Organizaciones sociales, defensores de derechos de los homosexuales, artistas y grupos étnicos se sumaron este viernes a la campaña de promoción del ‘Sí’ en el plebiscito por la paz, bajo la orientación del expresidente César Gaviria.

Los artistas agrupados en la agremiación ACA, piden apoyo al ‘Sí’.

Julio Correal,  dijo que los colombianos que quieran la paz deben imaginarse que tienen al frente a un guerrillero y que si oprimen el botón del ‘No’, el sujeto no le suelta el arma; en cambio, si oprime el ‘Sí’, se desarma.

La comunidad LGBTI se integró al comité promotor del ‘Sí’, porque considera que  la paz traerá beneficios para un sector de la comunidad como los homosexuales, que se han visto perseguidos, discriminados y atacados por la guerra, según manifestaron a CM& Jorge Virviescas y Marina Avendaño.

En la reunión de este viernes se presentó Yidis Medina, la exrepresentante de Santander que dio origen a la llamada “yidis política” como se identificó el proceso que condujo a la reelección del expresidente Álvaro Uribe.

“Es justo que Colombia logre la paz y sea un país que viva en reconciliación, sin odios”, apuntó.

También señaló que el expresidente Álvaro Uribe promueve la guerra porque en su concepto es lo que le rinde beneficios.

“Las personas como yo, victimas del uribismo y sus prácticas, vamos a apoyar el ‘Si’”, manifestó.

El exministro Luis Eduardo Garzón, dijo que el acto de este viernes demuestra que la comunidad se está apropiando del ‘Sí’ por la paz, libremente, sin ataduras de jefes o de organizaciones partidistas.

Piedad Córdoba, una de las promotoras de la reunión, dijo a CM&  que coincide con el expresidente César Gaviria: si gana el ‘No’, vendrán días muy complicados para el país.

“Hasta una guerra civil se puede abrir paso en Colombia”, declaró Córdoba.

REDACCIÓN POLÍTICA



Plebiscito por la paz :Una paz para las personas LGBTI

Las personas LGBTI celebramos el Acuerdo Integral y Definitivo para la Construcción de una Paz Estable y Duradera entre el gobierno de Colombia y las FARC-EP. El día de hoy, 24 de agosto de 2016, nace una oportunidad histórica para todos y todas en el país, donde se tomará la paz como un camino para llegar a un país verdaderamente garante de los derechos humanos, incluyente, participativo, plural y democrático.

Caribe Afirmativo, quien no solo apoya el Acuerdo que se hace público sino también el sí al plebiscito, a través de la campaña #LGBTIvotaSÍ, destaca que nos encontramos ante una negociación que se realiza desde tres enfoques que responden a las necesidades de Colombia: derechos, territorial y género. A través de ellos, que son transversales y se deben implementar en todos los puntos del acuerdo, se podrán superar muchas de las barreras que han impedido el ejercicio de la ciudadanía plena de muchas personas en Colombia, especialmente aquellas que por su orientación sexual o identidad de género han sido víctimas del conflicto armado. Cabe resaltar que la implementación integral de estos enfoques en todos los puntos del Acuerdo permite trazar una ruta clara a través de la cual el desarrollo agrario, la participación política, la solución a las drogas ilícitas, las víctimas y el fin del conflicto sumen a la paz.

Por esto, es indispensable recordar que la construcción de la paz debe entenderse como la implementación de una política de Estado que de manera permanente garantice los derechos humanos, dejando de lado el centralismo que ha atropellado a varias de las regiones y permitiendo que en los territorios las personas puedan participar democrática y activamente de las decisiones que se tomen. Todo esto acompañado de un enfoque de género, reconociendo que, a pesar de la finalización del conflicto, se tienen que superar prejuicios, estigmas y estereotipos que han afectado a las mujeres y personas LGBTI durante décadas, promoviendo una sociedad más incluyente.

Asimismo, se confirma que la violencia deja de convertirse en el medio para el ejercicio de la participación en los estamentos del Estado, sino que, por el contrario, una verdadera democracia requiere de la participación a través de diálogos de todas las personas que conformamos este país. En Caribe Afirmativo observamos que en este momento es necesario que la ciudadanía empiece a conformar espacios de diálogo en las comunidades, con el propósito de poder incidir en política para la construcción de la paz, iniciativas que deben nacer desde los territorios del país con el propósito de lograr la protección de los derechos humanos, con la participación activa y permanente de los afrodescendientes, mujeres, personas LGBTI, personas en situación de discapacidad y demás grupos poblacionales.

A todo lo anterior, no tenemos que olvidar que siguen persistiendo conflictos en el campo y las ciudades que obligan al gobierno a seguir buscando en el diálogo que la paz sea integral en todo Colombia, por lo que es importante que el proceso de conversaciones que se inició con el ELN continúe, para que también puedan hacer parte de una Colombia unida y en paz. Caribe Afirmativo reitera que en este momento va a apoyar en la construcción de la paz generando espacios para que todos y todas, especialmente las personas LGBTI, puedan aportar para alcanzar un país mejor, a su vez que se encargará de monitorear la implementación de los acuerdos y participar de los espacios que se abran para que el enfoque de género se convierta en una realidad.

Finalmente, hay que reiterar que el día de hoy es un paso muy importante, pero no la meta en sí misma, por lo que la realidad actual nos exige volver a leer y comprender lo acordado, divulgar dicha información y apoyar el plebiscito para refrendar este gran Acuerdo. Caribe Afirmativo, al igual que muchas organizaciones y personas LGBTI, promueve la campaña #LGBTIvotaSÍ, entendiendo la paz como la oportunidad histórica a través de la cual se podrán tutelar los derechos de todos y todas, sin homofobia y sin transfobia.

 Caribe Afirmativo

lunes, 22 de agosto de 2016

Psiquiatra Kyle Pruett DESAUTORIZA a Viviane Morales al descontextualizar sus estudios sobre LGBT

“Me decepcionó que Viviane Morales usara mi investigación”: Kyle Pruett

El psiquiatra infantil de Yale afirma que la senadora escogió apartes de sus estudios de forma conveniente para sustentar su propuesta de referendo sobre la adopción de parejas gay.


El debate sobre la adopción de parejas del mismo sexo en Colombia sigue al rojo vivo por cuenta del referendo que promueve en el Congreso la senadora Viviane Morales. Pero dentro de su argumentación hay referencias a estudios científicos, como Role of the Father (1998), del psiquiatra infantil Kyle Pruett, que fueron sacados de contexto. Semana.com habló con el experto para establecer sus postulados.

SEMANA: Usted ha trabajado más de 30 años en psicología y psiquiatría infantil, ¿hay conclusiones generales que pueda compartir sobre el crecimiento y desarrollo de los pequeños?


Kyle Pruett: Las hay. Antes había una puja para definir que importaba más entre ‘nature’ y ‘nurture’, es decir entre quién era el niño y cómo llegaba al mundo, y cómo se le cuidaba y se le educaba. Ahora, luego de 40 años de experiencia, para mí es claro que se trata de una sumatoria: lo que importa es cómo se protege y cuida esa naturaleza. La manera en que los niños desarrollan relaciones con las personas que los cuidan, y qué tan consistente y sensible es ese cuidado son cruciales y determinan resultados positivos, o no… En mi carrera entendí la importancia de que la manera en la que los padres manejan el crecimiento de sus niños es crucial para el futuro. Por eso dejé la pediatría y me enfoque en psiquiatría, pensé que en ese campo mi trabajo tendría más impacto.


SEMANA: ¿Cómo evalúa el impacto que ha tenido su trabajo?

K.P.: No somos el mejor juez cuando se trata de hablar de nosotros mismos, pero sí he tratado de establecer la importancia de los tres primeros años de vida para la salud y la mente. No se pensaba así cuando estudié medicina, se creía que había que esperar a que llegara a la escuela para analizar lo importante y resulta que es todo lo contrario. El cuidado sensible de niños y bebés, mientras sus cerebros se desarrollan rápidamente es crucial. También he postulado la importancia de los hombres en la vida de los niños y niñas, y su contribución distinta a la de las mujeres. Los niños que se benefician de esos dos estilos combinados, pues manejan más fácilmente el mundo. Mi interés principal de estudio ha sido el del involucramiento masculino con los niños, especialmente en familias en riesgo, que luchan contra la enfermedad, el desempleo o la pobreza. Cuando la figura masculina, que no tiene que ser el padre, se mantiene unida en esos días duros, los niños desarrollan una resiliencia útil para su existencia.

SEMANA: Usted exalta la importancia de los hombres en el crecimiento. Atando esa frase al contexto colombiano, ¿cómo diferenciar entre esa importancia del hombre y creer como la senadora Morales que la crianza por padres del mismo sexo afecta el desarrollo de los pequeños?

K.P.: Me sorprendió y me decepcionó saber que la senadora Morales usó mi investigación para sustentar su oposición al matrimonio y eventual adopción de parejas del mismo sexo porque no hay nada en mi investigación que lo soporte. Yo hablo de la importancia de los hombres en la vida de los niños, sin insistir en que tengan un lazo biológico, que deban ser heterosexuales, o siquiera deban estar casados. Ella y su equipo de trabajo han escogido unas cuantas frases de mi trabajo que le servían perfectamente para apoyar su tesis y persuadir desde la ciencia.

No es la primera vez que me pasa. James Dobson, un líder cristiano en mi país condenó fuertemente a Mary Cheney, la hija lesbiana del ex vicepresidente Dick Cheney, por querer adoptar. Usó apartes de mi trabajo para sustentar su crítica y concluir “pobre criatura”.

Ni en ese caso ni en este digo lo que me atribuyen. Mi búsqueda habla de esa importancia del hombre en la vida del niño. Y en el caso de parejas del mismo sexo, los y las motivamos a esforzarse a involucrar en la vida de sus niños a personas adultas del género opuesto para darles ese contacto, interacción, juego y disciplina, aspectos que le enseñan cómo comportarse con el paso del tiempo.

Los hombres sirven un propósito para preparar a los niños a un mundo ‘más allá de la madre’, y esa es una contribución importante. Yo traté de hablar con James Dobson sobre esto y él no respondió. Le interesaba enfocarse en los ‘valores’ más que en la ciencia, pero le escribí que si iba a usarlo con estos propósitos, que yo no apoyo ni sustento de ninguna manera, escucharía de mí. Y la senadora Morales sabrá de mí. Con la intención de aclarar lo que postulo y expresar mi inconformidad, escribí una carta al Congreso colombiano apenas supe cómo se estaba usando mi investigación.


SEMANA: Decenas de artículos de medios como CNN e incluso Fox plantean que el debate terminó, que crecer en un hogar con padres o madres gays y lesbianas no hace diferencia en el desarrollo humano y social de los pequeños. Desde el punto de vista científico, ¿qué tanto tiempo se está perdiendo en debatirlo?

K.P.: Es peor que una pérdida de tiempo, es una distracción del problema real, niños que necesitan una familia. Este es un argumento de valores, no de ciencia. No soy católico, pero hasta el Papa ha pedido pensar estos temas de forma distinta. Él quizás diría que estamos perdiendo el tiempo. Soy cristiano, conozco las escrituras, y me preocupo profundamente por los niños que necesitan familias. Y me parece trágico agarrarnos de este tema para negarles esa oportunidad. El debate sí terminó. Hay ciencia, excelente ciencia producida por Abbie Goldberg, una colega mía (Universidad de Massachussetts) que estudia la crianza de gays y lesbianas. En algunos de los casos, Abbie ha observado que incluso en ciertos casos padres gays hacen un mejor trabajo que padres heterosexuales, y para ciertos niños puede resultar incluso benéfico, pues no se enfrascan en los conflictos clásicos de “quién lo hace bien”. No es regla general, pero Goldberg postula que es necesario mantener la agenda personal fuera del debate, y que hay que mantener la cabeza abierta. La enorme capacidad de uniones humanas de criar hijos bien y con amor. Hay cientos de miles de niños cuyas vidas serán más cortas y duras de lo necesario por no contar con una familia, y eso sucede en todo el mundo.


SEMANA: Cuéntenos cómo se debatió este tema en Estados Unidos, donde hoy la ley permite matrimonio y adopción de parejas del mismo sexo.

K.P.: Fue una lucha muy fuerte porque los conservadores actúan como si tuvieran a Dios de su lado y el resto solo quisiera poner en peligro a la humanidad. Hay movimientos anticientíficos a los que les resbala la ciencia en temas como vacunas, adopción de parejas del mismo sexo… ¡incluso los efectos de la vitamina K! De hecho, por eso la lucha continúa en Estados Unidos.

Según la ley es relativamente fácil adoptar, pero estado a estado la historia es distinta. Los más conservadores tratan de desmontar algunas de las decisiones federales tomadas por la Corte Suprema. Yo vivo en una parte muy liberal. Si yo fuera gay o lesbiana y quisiera adoptar, vendría a Massachussetts y me alejaría de, por ejemplo, Mississippi. Hay muchas parejas en esta comunidad que se mudaron aquí pues les hicieron la vida imposible, y además sus hijos sufrieron matoneo en la escuela. Ideológicamente es un tema cerrado, pero en la práctica muchos sectores oponen todavía una fuerte resistencia.


SEMANA: ¿Algún consejo para el debate en Colombia?

K.P.: Involucrar voces pertinentes y hablar desde la verdad, decir las cosas como son. Para la senadora Morales probablemente valores que sustentan la adopción y el matrimonio homosexual son errados, y tiene todo el derecho a pensar así, pero no puede escoger de mi ciencia para apoyar su argumentación. Y eso digo en mi carta.

Tomado de http://www.semana.com/



'Nunca dije que parejas gais no pueden criar niños': Kyle Pruett

En entrevista con EL TIEMPO, el académico dice que no hay nada que indique un efecto negativo.

Por:  SERGIO GÓMEZ MASERI 

Uno de los argumentos de la senadora Viviane Morales para impulsar el referendo con el que se busca prohibir que las parejas homosexuales adopten niños se basa en las ideas y conclusiones del profesor estadounidense Kyle Pruett, una eminencia en psiquiatría infantil.

De acuerdo con la carta de exposición de motivos que presentó la legisladora liberal para defender el proyecto –radicado hace un mes en el Congreso–, los estudios de Pruett concluyen que la orientación sexual de los padres puede perjudicar el desarrollo de los hijos y, por lo tanto, no es recomendable que crezcan en familias gais o lesbianas. El problema, según el propio Pruett, es que sus estudios apuntan a lo contrario. En entrevista con EL TIEMPO desde su oficina en Yale, el académico dice que no hay nada que indique un efecto negativo en niños criados en esas circunstancias.

Sus estudios están generando polémica en Colombia. ¿Sabe por qué?

Entiendo que mis estudios se están usando como parte de los argumentos para reversar la decisión de la Corte Constitucional que permitió el matrimonio entre homosexuales y la adopción homoparental.

¿Cómo se enteró?

Fui contactado por la senadora Claudia López.

¿Hay algo en su libro ‘El rol del padre’ o en otros estudios suyos que apunte a un efecto negativo en el desarrollo de los niños que crecen en hogares compuestos por personas del mismo sexo?

Hay varios errores en la referencia que hace la senadora de mi trabajo. Para comenzar, no soy pediatra. Soy un psiquiatra de niños. Y mi trabajo se enfoca en la importancia de que existan hombres en la vida de los niños. Nunca me refiero al tema biológico, pues no creo que sea esencial que los padres sean los biológicos, como tampoco sostengo que sea perjudicial para un niño crecer con padres gais o lesbianas.

¿Por qué cree que la senadora concluyó eso?

Al parecer escogió frases sin contexto que la llevan a conclusiones erróneas. Lo que sugieren mis estudios es que los hombres son muy importantes en la vida de los niños y que no hay razón para que se impida a parejas gais y lesbianas criar niños, aunque se deben hacer todos los esfuerzos posibles para que los niños sean expuestos a adultos del sexo opuesto (mujeres cuando se trata de parejas gais y hombres cuando son lesbianas). Eso es lo que les recomiendo a esas parejas. (Ver: Comienza la campaña para prohibir que parejas gay adopten)

Pero mis estudios nunca comparan parejas heterosexuales con parejas gais o lesbianas. Lo que creo que ella está haciendo es usar mi trabajo para respaldar sus convicciones.

¿Entonces no hay diferencia entre crecer en hogares heterosexuales y hacerlo en hogares homosexuales?

Mi investigación no trata de resolver esa pregunta. Simplemente plantea que debe haber presencia de un hombre y una mujer en el desarrollo de un niño, pero que esta puede venir de múltiples formas. Por ejemplo, de familiares de la pareja. De hecho, estudios de un colega de la Universidad de Clark apuntan a que las parejas gais son incluso mejores padres que las heterosexuales, porque no discuten tanto sobre quién tiene la razón. Las conclusiones de la senadora, por lo tanto, son inapropiadas. Desde mi perspectiva, no hay ninguna razón para suponer que las parejas gais o lesbianas no pueden criar hijos sanos. Como tampoco hay en mis estudios referencia alguna a que el padre biológico es esencial en el desarrollo, como la senadora parece sugerir. Me molesta que usen mis estudios para justificar convicciones personales. Se está distorsionado un estudio científico con fines políticos.

¿Qué tanto pesa la figura del matrimonio en el desarrollo?

Si el matrimonio garantizara el desarrollo saludable de los niños no habría tanto abuso de menores de edad, que por lo general proviene de su núcleo familiar. Y lo mismo aplica para los padres biológicos.

¿En algún momento lo contactó Viviane Morales?

No.

¿Y qué piensa hacer para que se enmiende este error?

La senadora López (Alianza Verde) me pidió escribir una carta para ser presentada al Congreso.

¿Le ha sucedido antes que malinterpreten sus estudios para promover agendas personales?

Varias veces. La más notaria fue cuando James Dobson, cabeza de un prominente grupo conservador en EE. UU., usó mi estudio para criticar a la hija del exvicepresidente Dick Cheney, que es lesbiana y quería adoptar. Intenté hablar con él para aclarar el error, pero no quiso pasar al teléfono. Esperemos que en este caso eso no suceda.




Por SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter @sergom68
Washington.

FOTOS de las Concentraciones por una #EducacionSinMatoneo

Estuvimos acompañando las concentraciones por una #EducacionSinMatoneo en Colombia, en unión con otras organizaciones de activistas y defensores de derechos humanos convocamos la defensa del Estado Laico en Colombia, el libre desarrollo de la personalidad y la revisión de los Manuales de convivencia escolares en Colombia adecuándolos a la Sentencia de la Corte Constitucional tomada con ocasión del suicidio del joven Sergio Urrego.

Ricardo Montenegro - Vásquez
Director @OrgulloLGBT


CONCENTRACIÓN EN PLAZA DE BOLIVAR





Acompañamos debate sobre manuales convivencia @SenadoGovCo ahora movilización LGBT en Colombia #EducacionSinMatoneo






CONCENTRACIÓN EN PARQUE DE LOS HIPPIES




Jornada #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT en parque de los hippies Chapinero




@AlbaLReyes mamá de #SergioUrrego lleva la voz cantante en arengas Planton #EducacionSinMatoneo  #SoyOrgulloLGBT





Nuestro Director @r_Montenegro con @blancaduranh y @DanneAro en jornada #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia




La feminista Florance Thomas acompañando jornada LGBT  por #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT




Nuestro Director el abogado RICARDO MONTENEGRO en la tarima de la concentración 





Pancartas


Medios nacionales cubriendo la movilización ciudadana por una #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT




Nuestro Director el Abogado Ricardo Montenegro en la tarima con animadores de la concentración.


Chicas TRANS en Planton #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT





Cientos de personas unen sus voces y sus deseos por una #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT




Alba Reyes Mamá de Sergio Urrego en la Concentración.




Desde diversos ángulos movilización multitudinaria #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia #SoyOrgulloLGBT Bogotá





Ricardo Montenegro con funcionarios de la alcaldía de Bogotá


La representante Angélica Lozano, la activista Marcela Sánchez de Colombia Diversa y nuestro Director el abogado Ricardo Montenegro en la concentración.



Nuestro Director @r_Montenegro con @pipe_on del equipo de @bogotarosa en Planton #EducacionSinMatoneo #NoHomofobia












EDUCACIÓN SIN MATONEO -Opiniones

DESDE OrgulloLGBT.co HACEMOS UNA RECOPILACIÓN DE ALGUNAS COLUMNAS DE OPINIÓN, VIDEOS Y MENSAJES QUE APOYARON EL PEDIDO POR UNA #EDUCACIÓNSINMATONEO EN COLOMBIA DERIVADA DE LAS MARCHAS DE ODIO DE ORGANIZACIONES POLÍTICAS CRISTIANAS Y CATÓLICAS RADICALES QUE SE OPONEN A LA REVISIÓN DE LOS MANUALES DE CONVIVENCIA ESCOLARES PARA ADECUARLOS A UNA SENTENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL QUE DECIDIÓ LO PERTINENTE EN ATENCIÓN AL SUICIDIO DEL JOVEN SERGIO URREGO.

Desde OrgulloLGBT.co apoyamos una #EducacionSinMatoneo

Ricardo Montenegro-Vásquez
Director @OrgulloLGBT




Del clóset a la calle

Ayer la ministra Gina Parody nos dió un ejemplo de dignidad y honestidad, que lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex, pero también todos los heterosexuales que nos apoyan, debemos seguir. Nuestra tarea es desmontar la mentira y asumir nuestra vida con la frente en alto.

Por: Mauricio Albarracín

Durante el debate de control político contra la ministra de educación, sobre la reforma de los manuales de convivencia, quedaron demostradas varias cosas. Primero, que el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez tenía documentos y cartillas sobre educación sexual idénticos a los de este gobierno, pero a él no le hicieron ni una sola marcha ni ningún escrutinio similar al que actualmente se está realizando. Segundo, que se hizo una campaña de manipulación originada en una cartilla pornográfica publicada por un portal de noticias llamado Costa Noticias que tiene un claro vínculo con el Centro Democrático y la campaña del “No” al plebiscito (ver link). Estos dos hechos demuestran que las comunidades educativas fueron engañadas por políticos inescrupulosos, entre ellos el uribismo, Alejandro Ordóñez y Viviane Morales, que buscan capitalizar las marchas de la semana pasada con propósitos muy claros.

Es el momento de actuar ante dos amenazas que se pusieron en escena la semana pasada y que se confesaron ayer en el capitolio: el populismo autoritario y la homofobia solapada. El populismo autoritario está liderado por la senadora Viviane Morales, quien desde el año pasado ha venido recogiendo firmas para realizar un referendo tiránico contra las familias colombianas, incluyendo las personas solteras y las parejas del mismo sexo. Su socio político en esta causa es el señor Carlos Alonso Lucio, quien escribió en septiembre de 2015 un panfleto delirante llamado “Cristianos, salid de clóset”, que más bien parece decir “Homofóbicos, salid del clóset”. Quieren reformar la Constitución a través del referendo para herir la igualdad, la libertad y las familias. Pero no sólo es eso: quieren usar estas marchas para interferir en las elecciones de los cinco magistrados de la Corte Constitucional, como lo confesó el senador Andrade, y usar el poder judicial para anular las libertades.

Las marchas de la semana pasada son el resultado de una fermentación del odio, del resentimiento y la manipulación. No creo que toda la gente que marchó fuera homofóbica, pero los líderes de esas protestas querían tener las fotos de las plazas llenas quemando brujas para asustarnos. Pero esas marchas también desataron una nueva forma de la homofobia que estaba oculta y no osaba decir su nombre.

“No soy homofóbico, pero...” “Respeto a los homosexuales, pero...” “Tengo amigos homosexuales, pero...” Y después del “pero”, venían frases como la de senadora Nidia Marcela Osorio del partido conservador, quien dijo que la “homosexualidad no es normal”, o las del senador Álvaro Uribe quien dice que debe “respetarse la intimidad”, con lo cual nos confina a la oscuridad del clóset. Frases como estas llenaron las redes sociales como ustedes mismos lo pudieron ver. Se trata de una mutación de la homofobia que toma la forma de buenas maneras pero que en el fondo es la misma violencia de siempre. Una señora me dijo la semana pasada: “respeto a los homosexuales, pero si pudiera hacer cualquier cosa evitar que mi hijo lo fuera lo haría”. No les gusta nuestra vida, quisieran que no existiéramos y que si existimos sea lejos en la oscuridad del olvido y la doble vida.

Esas marchas no nos asustaron. Es cierto que fue triste ver tanta gente en la calle marchando contra nosotros. Pero algo hermoso surgió después del odio: nuestros corazones recibieron el abrazo generoso de nuestras familias y amigos. Querían humillarnos como en la edad media, pensaban que instalarían de nuevo la vergüenza y contaban con que nadie nos apoyaría. Se equivocaron, el cálculo les salió mal, no estamos solos ni solas. De hecho, el ataque homofóbico de la semana pasada nos dejó una reflexión clara: debemos defender nuestros derechos en las calles con todas las personas que nos aman. Vamos a hacer pedagogía por la igualdad en cada rincón del país para hacer de Colombia un país diverso y en paz. Como dijo un santandereano ilustre ante la adversidad: “Ni un paso atrás, siempre adelante, y lo que fuere menester...sea!”

*Abogado y activista LGBTI
















Dos Colombias

El matoneo contra la ministra Gina Parody retrata una vez más y de cuerpo entero la cara oscura del país, la que pretende mantenernos en el Medioevo, en la guerra infinita, en la discriminación étnica y sexual, en el “usted no sabe quién soy yo”, el arribismo y el desprecio.

Por: Santiago Gamboa

Es la Colombia del “le parto la cara, marica”, de Uribe, y la del “presidente, amárrese los pantalones”, de Ordóñez, es decir, los pataleos agónicos de un formato de país completamente obsoleto, derogado y arcaico, que aún se aferra al cuerpo como una purulenta enfermedad, pero que el cuerpo acabará por expulsar.

A Colombia le pasa como a la España de principios del siglo XX, que no era una sino dos: la España nacional vivía en aire de sotanas, camándulas y cilicios, añorando la pureza racial, los antiguos linajes unidos a la propiedad de la tierra, en el temor por la conspiración judeo comunista que justificó tiros en la nuca y fusilamientos al amanecer, y cuyo deseo era mantener estático un viejo orden. Del otro lado estaba la España republicana, más moderna, progresista y respetuosa de las diferencias, laica y solidaria, pero que en la guerra civil, donde a todos se les quemaron los fusibles, acabó también por disparar en la nuca y quemar iglesias con cura y sacristanes adentro. Eran las dos Españas. Por eso la propaganda franquista, después del triunfo, proclamó: “¡España es una!”. A lo que el poeta José Bergamín repuso: “Si España es una, ¿dónde está la otra?”. Ya lo había sentenciado desde mucho antes Antonio Machado con su verso: “Españolito que vienes / al mundo te guarde Dios. / Una de las dos Españas / ha de helarte el corazón”.

En España, el franquismo ganó la guerra civil y el país se convirtió en una sacristía durante cuarenta años, pero después, con la muerte de Franco, los vientos del progreso se impusieron y venció la otra, la España moderna que conocemos. Esto es muy comparable a lo que vivimos hoy en Colombia, aunque con cierto retraso (el de nuestra diferencia horaria histórica). Uribe, Ordóñez y los demás miembros del Centro Democrático se desgañitan porque Colombia se quede estática en una zona de penumbra en la que ellos tienen la sartén por el mango y cuyo paisaje mental evoca ideas o palabras que, en los países modernos, ya están en el cuarto de chécheres: confesionarios y patios de fusilamiento, justos y pecadores, terroristas y héroes, amos y sirvientes, blancos y negros, guerrilleros y paracos, y en donde el homosexual es visto como un pervertido y la palabra “marica” es un insulto, y donde el drogadicto sólo puede ser un vago y la joven que se embaraza sin casarse una puta, aunque quien la preñó sí es un verraco (como promulga el Partido Machista del Casanare, que es el mismo Centro Democrático sólo que en versión Planeta de los Simios). Esa es la Colombia obsoleta del CD versus la nueva Colombia del proceso de paz y la pedagogía sexual y el respeto por las libertades individuales. Dos Colombias, una frente a la otra, lanzándose miradas torvas. Es en el contexto de esta lucha en el que debemos ver la brutal embestida contra la ministra Parody, un asalto que, en el fondo, no es más que el pataleo de un ahorcado al que se le acaba el aire y está lejos, muy lejos del suelo que no volverá a alcanzar.

TOMADO DE http://www.elespectador.com/



No tenemos miedo

Con nuestros hijos conversamos, les enseñamos a respetar la diferencia, les damos elementos para que aprendan a identificar el matoneo y a no participar en él.

Por Elizabeth Castillo

Esta semana se cumplieron dos años de la muerte de Sergio Urrego, 16 años, bisexual. Y ha pasado casi año y medio desde que murió Yessica, 14 años, lesbiana. Ambos discriminados en sus colegios. Ambos afrontando a su edad la desgracia del acoso, del insulto, del chiste sucio. Solo porque algunos interpretaron como una debilidad que no fueran heterosexuales.

Ambos debieron escuchar muchas veces, en las noticias, en sus casas, en sus colegios o en sus iglesias, afirmaciones de sacerdotes y pastores; de autoridades; de médicos o psicólogos que se amparan en su título para disfrazar sus prejuicios; de políticos de medio pelo cuya única muestra de gestión es un sistemático ataque a los homosexuales; diciendo que ser homosexual es malo, que algo peligroso hay de por medio, que lo mejor es que no existan y que por eso es mejor que no se reproduzcan y mucho menos que adopten. Ambos decidieron suicidarse.

Los pastores, ordenados o no, esparcen afirmaciones falsas que, al estilo enseñado por la propaganda nazi, de tanto repetir han llegado a calar en sus seguidores. Han dicho que se puede retroceder en el marco de interpretación constitucional en materia de derechos humanos, una falsedad mayúscula que cualquier estudiante de primer año de derecho comprende. Han dicho que los derechos de las minorías pueden ser resueltos por las mayorías y han dicho, sin ningún pudor, que la Corte Constitucional está siendo títere de una agenda macabra de la gente gay que quiere conquistar el mundo. Parece un chiste, y aunque ustedes no lo crean, hay gente que se traga ese cuento.

Esos pastores, políticos o religiosos -diferencia cada vez más difusa- han violado el mandamiento de no mentir y han engañado a sus seguidores una y otra vez. Les dijeron que habían ganado la batalla en 2011, cuando la Corte reconoció que somos familia y en 2013 les volvieron a convencer de que los matrimonios se podían anular por vía de tutela. Una vergüenza de “criterio” jurídico enarbolada, con una terquedad inusitada, por una fundación de papel creada a la sombra de la omnipresente derecha religiosa más recalcitrante del país.

Han planteado un debate miserable, lleno de argumentos mediocres y carentes de cualquier sustento razonable. Y han tergiversado e inducido, a padres y madres de familia, a creer que el Ministerio de Educación promueve la homosexualidad con una cartilla pornográfica, un sinsentido mayúsculo que ha sido aclarado de muchas maneras, pero que ya ha causado un daño tremendo.

Además, han vuelto a mentir a sus seguidores diciendo que saben lo que solo nosotros sabemos, es decir: cómo están nuestros hijos realmente. Qué clase de seres humanos son y qué hermosos y llenos de posibilidades creativas se ven y actúan, y marcan la diferencia, en medio de tantos hijos criados por heterosexuales.

Nuestros hijos son criados con amor y nuestras relaciones suelen ser más amorosas, respetuosas, creativas y poderosas que las de miles de heterosexuales. En nuestros hogares hay amor, respeto y cuidado, que es mucho más de lo que se concluye de las encuestas de demografía o convivencia del país, hechas por y para heterosexuales.

Con nuestros hijos conversamos, les enseñamos a respetar la diferencia, les damos elementos para que aprendan a identificar el matoneo, a no participar en él y a solidarizarse con quien lo sufre y les mostramos que hay otras maneras de vivir el mundo más allá de lo que esta cultura pretende imponernos. También nos diferenciamos de la mayoría de heterosexuales de este país, en que no se nos ocurriría rechazar a un hijo solo porque no tiene nuestra orientación sexual.

Esos que recogen firmas o hacen marchas, usando como pretexto para su discurso falso la protección de la niñez o de la familia, que se rasgan las vestiduras por el supuesto riesgo que corren los niños al tenernos cerca, callan olímpicamente que las cifras anuales de abuso sexual contra menores en Colombia reportan más de cien mil casos, solo de los conocidos, que ocurren en su inmensa mayoría en hogares que se catalogan como “normales”, solo porque son heterosexuales.

No se trata de la orientación sexual, lo hemos dicho hasta el cansancio. Se trata de cómo se construyen las relaciones, incluidas las que tenemos con nuestras familias o con nuestras parejas. Se trata de cómo muchas familias integradas por parejas homosexuales, conversan, construyen, se ríen, hacen complots divertidos que incorporan hijos, sobrinos, suegros, yernos o nueras. Nuestras familias nos aceptan y nos aman, respetan nuestras relaciones y también sufren al escuchar todas las mentiras y todos los ataques que nos dirigen sin reposo.

Les tenemos noticias: Existimos desde siempre y no tenemos miedo. Estamos acá y no van a lograr callar el amor que nos une y la forma poderosa como ese amor se esparce por el mundo.

Escribo esta columna para informar, a quienes tergiversan, mienten y pretenden retroceder en este asunto esencial de derechos, que si no nos dejamos vencer por el cansancio o el miedo hace veinte años -que no teníamos nada, ni una norma que nos protegiera siquiera medianamente- mucho menos lo vamos a hacer ahora, que existe un marco jurídico claro y contundente. Un marco jurídico que reitera, de muchas maneras, que no existe ninguna razón válida -escrita o cultural-, que excuse el maltrato, la exclusión o la inequidad hacia las personas homosexuales, bisexuales o trans del país.

Solo quería que lo supieran. Estoy segura que hablo en nombre de miles. Por ninguna razón nos van a arrastrar a ese fango infame desde el cual han planteado esta discusión, que no es más que un asunto básico de derechos humanos. De ninguna manera caeremos a ese nivel, entre otras cosas, porque eso no honraría la memoria de nuestros muertos, especialmente de los que se fueron siendo niños.


Por Elizabeth Castillo
Abogada. Activista del movimiento Lgbti. Coordinadora del Grupo de Mamás Lesbianas.
http://www.eltiempo.com/



De monstruos y muros

Monstruos disfrazados de "fe" que acuñaron conceptos para negarse a reconocer diferencias.

Por Cecilia Álvarez Correa

Hace unas semanas, el editorial de la revista ‘The Economist’ se refería a la gran división ideológica que hoy enfrentan Estados Unidos y Europa. Argumentaba que la división ya no es entre izquierda y derecha, sino entre apertura –comercial, migratoria– y aislamiento; entre promotores de la integración y el intercambio, y los que como Trump, en Estados Unidos, quieren erigir nuevos muros divisorios.

En Colombia el panorama es aún peor. La gran división que vivimos esta semana viene de visiones antagónicas: una, la de quienes creemos en el respeto por las diferencias, con especial énfasis en la protección de los derechos de las minorías, que suelen estar en riesgo de ser vulneradas. Y otra, la de aquellos que buscan aislar o negar a las minorías, construir un muro para que no existan.

Hoy, la excusa es la ‘ideología de género’. Ese es solo el vestido que arropa su odio y su oposición al intento por construir los cimientos de una sociedad pluralista.

Solo el año pasado se registraron 7.732 casos de menores de edad víctimas de maltrato físico, psicológico y maltrato por negligencia. ¿Por qué no hay marchas, carteles, indignación en esos casos? ¿Será porque esos niños no dan votos? No merecieron una marcha porque no sirven de excusa para camuflar el odio... Con seguridad, muchos de sus victimarios son ‘personas de bien’, no son ‘inferiores’, no tienen ‘averías’.

Esos promotores del odio –entre el clóset y detrás de símbolos religiosos– ocultan sus verdaderas intenciones. Y no solo no hacen nada para proteger a nuestros niños, sino que incendian y lapidan a quien intente hacerlo sin responder a su fanatismo enfermo.

Los recientes acontecimientos serán recordados como tiempos turbios en los que la discriminación, el odio y el miedo a reconocer las diferencias nublaron la mente de algunos que pretendieron someternos a su fanático credo. Monstruos disfrazados de “fe” que acuñaron conceptos para negarse a reconocer diferencias.

La gran división en Colombia tiene un tercer grupo que es aún más peligroso: los indiferentes. Los que actúan como si la defensa de la igualdad no fuera con ellos, y me recuerdan la famosa cita de Niemöller sobre la persecución nazi: “Primero vinieron por los comunistas y no dije nada, porque yo no era comunista. Luego vinieron por los judíos y no dije nada, porque yo no era judío. Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada, porque yo no era sindicalista. Luego vinieron por los católicos y no dije nada, porque yo era protestante. Luego vinieron por mí, pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”.

Soy zurda, estoy en condición de discapacidad, soy negra, soy indio, soy zambo, soy atea, soy cristiano, soy musulmán, soy judía, estoy gordo, soy bajita, creo en Bochica, soy trans, soy sindicalista, creo en Bachué, soy madre soltera, soy libros que no debes quemar, soy católica, soy vida, soy alegría, soy ganas, soy ritmo, soy solidaridad, soy empuje, soy inspiración, soy auténtica, soy resiliente, soy Colombia, ¡y en Colombia cabemos todos!

CECILIA ÁLVAREZ CORREA
Ex Ministra

NO A LA FALTA DE CRITERO Y AL ODIO; SI AL AMOR - Opinión

NO A LA FALTA DE CRITERO Y AL ODIO; SI AL AMOR
Por: Mabel Morales Polo* 

Aún no sabemos cuáles serán las reales consecuencias de la marcha del pasado miércoles 10. Tras el puente festivo, por la Asunción de la Virgen María, lo que viene es un debate de control político y Moción de Censura para la Ministra de Educación, Gina Parody. Además se preparan en Colombia y el exterior, movilizaciones promovidas por organizaciones LGBTI, que unidas, convocan a “Una Luz Contra el Odio”. Falta conocer la incidencia que el rosario de errores en que se incurrió, tenga en el proceso de paz y en la carrera de la voluntariosa cuota costeña del gabinete santista.

Lo sensato ahora es aceptar que no se supo manejar la creación de Ambientes Escolares Libres de Discriminación y que actuamos irresponsablemente como mansos borregos, sin criterio, cayendo en malas interpretaciones. Es el tiempo para aprender que creerse superior y decir verdades a medias, no son buenos consejeros y que el oportunismo político es condenable.

 El desacertado manejo de la comunicación por parte de la Ministra, consentida del Presidente y quien se creía muy autosuficiente, llevó a que se involucionaría en los logros que como: adopción, aborto y matrimonio, han conseguido los homosexuales. Ellos fueron víctimas de agresiones, irrespeto y odio. Ocurrió también que Parody, ex-uribista atacante, dio pie para que el Centro Democrático le cobrara deudas, poniendo en riesgo el voto para el Sí del plebiscito y afectando la ya deteriorada imagen del Presidente, quien tuvo que salir a defenderla. Intervinieron la Iglesia católica y los cristianos – nada libres de pecados- que se aferraron a la doctrina y pidieron salir a la calle dizque para preservar la familia. Por eso fue que vimos con pancartas homofóbicas: maridos infieles y alcohólicos maltratadores, malas madres abandonadoras, hipócritas pederastas camuflados, así como niños y niñas, que utilizados cobardemente, están asustados, ante la eventualidad de que aflore en ellos la opción de ser diversos.

Desde la Gloria Eterna, el espíritu de Sergio Urrego, es testigo de todos los hechos que se han desencadenado desde hace un año, cuando decidió tirarse al vacío, pues ya no quería vivir en medio del rechazo y la burla recalcitrantes. Él era un joven estudiante, a quien sometían a matoneo y abuso por ser homosexual y que no tuvo otra alternativa que suicidarse. Fue su dolorosa huida la que generó que la Corte Constitucional colombiana ordenara revisar los manuales de convivencia escolar.

Está claro que no es bueno proceder a ciegas, cuando se carece de criterio y que la mejor vía es la tolerancia y el amor. Por eso es válido citar lo que plantea la Asociación Colombiana de Psiquiatría: “la educación es derecho de los niños y el acceso ella se considera protección en salud pública. Las orientaciones de diversidad y diferentes a las hegemónicas, no son una enfermedad mental.  Acceder al conocimiento de género  no supone  riesgo alguno para el desarrollo de los niños. La información sobre la sexualidad, debe realizarse en las familias y en los centros educativos y permitirla, protege del abuso sexual y la exclusión por razones de género o preferencia. Ningún niño debe ser expuesto a información sexual explicita por ningún motivo, ni de forma verbal ni gráfica. Esto constituye en abuso y genera consecuencias para su salud mental. Pero no permitir que tenga orientación adecuada sobre sexualidad, afectividad, y género, puede conllevar a riesgos importantes en su sano desarrollo físico y mental. Los profesionales en Salud Mental deben ser consultados cuando se plantean políticas públicas que involucren tales temas”.

Parody, experta en amor y encantamientos, ha debido, educar, socializar, convencer e instruir, antes de negar que firmó ese contrato con entes nacionales e internacionales. No lo hizo y ahora le toca, defenderse, aclarar, justificar y asumir todas nefastas consecuencias que están por caerle encima.

Publicado en Diario La Libertad
Barranquilla

viernes, 19 de agosto de 2016

Parody en debate en el Congreso: Gobierno de Uribe también elaboró cartilla sobre género

EL HERALDO conoció las tres cartillas de ‘Educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía’ elaboradas por la exministra de Educación, Cecilia Vélez White en 2008.



En medio del debate de control político en la plenaria del Senado por la polémica con los manuales de convivencia escolar, la ministra de Educación, Gina Parody, mostró cartillas de esa misma cartera en la era del expresidente Álvaro Uribe -cuyo partido es el citante del cuestionamiento- en las que se propone la “construcción de ambientes pluralistas (en las escuelas) en los que todos los miembros de la comunidad puedan elegir y vivir libremente su orientación sexual, sin discriminación, riesgos, amenazas o coerciones”.

“Las cartillas de Uribe, que se repartieron a los colegios, dicen que el género es una construcción social”, dijo la ministra al presentar las cartillas, y agregó, citando los documentos, que “al ser el género construido culturalmente puede modificarse”.

EL HERALDO conoció las tres cartillas tituladas ‘Programa de Educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía’, de una veintena de páginas cada una, y suscritas por la exministra de Educación Cecilia Vélez White en 2008.

Las cartillas fueron repartidas entonces a directivas del sector educativo y se lee en el prólogo de la ministra que “es importante que quienes toman decisiones en el sector educativo a nivel institucional, local, regional y nacional se sirvan de estos módulos para orientar sus acciones en relación con la educación para la sexualidad (...)”.

En la segunda cartilla se propone la “valoración de la diversidad”, en un párrafo en que se indica como “hilo conductor”: “aprecio e incluyo los aportes de todos los miembros de la comunidad en la toma de decisiones, independientemente de cuál sea su orientación sexual”, y se plantea en el aparte de “construcción de ambientes de respeto”, lo siguiente: “participo en la construcción de ambientes pluralistas, en los que todos los miembros de la comunidad puedan elegir y vivir libremente su orientación sexual, sin discriminación, riesgos, amenazas o coerciones”.

Está dividida la primera cartilla en los temas de ser humano, género, educación, ciudadanía, sexualidad y educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía.

En el primer tema se lee que “esta comprensión del ser humano proclama derechos iguales para todas las personas, considerando sus identidades y diferencias. El derecho a la diferencia es esencial para que la identidad de todos sea una realidad verdadera y cierta”.

Así mismo, en el segundo asunto, de género, se indica que “la categoría analítica género permite entender que los patrones de organización basados en las diferencias sexuales (biológicas) son construcciones sociales y culturales, establecidas sobre esas diferencias, que han llevado a valoraciones desiguales de mujeres y hombres, fuente de discriminación para ellas”.

Y agrega, más adelante, que “a ambos les reconoce las circunstancias y el potencial para alcanzar una convivencia pacífica, la integración en la diferencia, la participación en la sociedad y la promoción de comportamientos culturales de género nuevos y diferentes, equitativos para hombres y mujeres”.

De hecho, para descartar las “nociones biológicas rígidas”, en el aparte de identidad de género, señala que “en la década de 1950, Ehrhardty Monety traslada el término género de la lingüística a la sexología, por considerar que el término estaba cargado de nociones biológicas rígidas, y lo adopta para acentuar la acción de variables psicológicas y sociales en la determinación sexual del individuo. Desde entonces se incorporan nuevos términos al lenguaje científico, tales como identidad de género y papel o comportamientos culturales de género (...)”.

Y sigue: “la identidad de género se puede definir, entonces, como la igualdad a sí mismo, la unidad y las persistencia de la propia individualidad como hombre, mujer o ambivalente, en mayor o menor grado”, añadiendo: “hoy, el asunto de identidad invita a hablar de subjetividad, dando a entender con ello las posibilidades de variación y dinamismo que se presentan en las personas en su autoconcepto como hombres y mujeres”.

También se lee en las cartillas: “la identidad sexual correspondería a la identidad psicobiológica del propio sexo y de la diferencia respecto al otro sexo, y la de género a la conciencia de la identidad psicosocial y cultural del papel desempeñado por hombres y mujeres en la sociedad”.

Entre tanto, bajo el subtítulo de orientación sexual, se reconoce en las cartillas del gobierno pasado que “la orientación sexual habla de la gran variedad de manifestaciones de la atracción sexo-erótica y sexo-afectiva.

Abarca todas las posibles variaciones entre la orientación hacia personas del sexo opuesto (heterosexual), del mismo (homosexual) o de ambos sexos (bisexual)”.

El debate

En su intervención Parody aclaró, en torno a las críticas que hace el Centro Democrático sobre la denominada ‘ideología de género’, que “lo que promueve la Corte Constitucional es la identidad de género. La ‘ideología de género’ es una distorsión. (...) La Corte Constitucional, al ordenar la revisión de los manuales de convivencia dice que esa revisión es para verificar que los manuales sean respetuosos de la identidad de género y orientación sexual. (...) La Constitución es mi única ideología”.

Durante el debate el senador Álvaro Uribe Vélez indicó  que su intervención sería “simplemente una réplica muy corta”.

Según Uribe lo expuesto por Carlos Holmes como Ministro de educación  “promovía” la educación sexual y reproductiva, “para proteger los derechos de los niños, para orientar bien a los profesores, para tener ese gran espacio de concertación entre profesores, padres de familia”.

“Esas cartillas sugerían un manual, no la imponían; fueron ampliamente discutidas con padres de familia, educadores, comunidades religiosas, en todo el país. Ahora se dice que este manual no lo impone, si uno lee las preguntas encuentra que sí. Y yo no sé si es bueno que haya estas preguntas que no tuvieron mis cartillas: ‘restringe las demostraciones de afecto entre parejas heterosexuales o entre parejas del mismo sexo’. Es una de las preguntas que les formulan a los educadores”.

Antes, la senadora sucreña uribista, María del Rosario Guerra, indicó que “nada justifica el abuso, violación, maltrato o matoneo por tener identidad sexual diferente”, pero criticó que “la Corte Constitucional y el Ministerio de Educación usurpan los derechos de los padres de familia para escoger la educación de sus hijos, y de los colegios”.

A su vez, el otro senador citante, Jimmy Chamorro, del Partido de la U, advirtió: “los hijos no les pertenecen al Estado; les pertenecen a los padres”. Y concluyó que “la autonomía escolar debe ser respetuosa de los derechos humanos”.

Tomado de EL HERALDO
POR:  TOMÁS BETÍN DEL RÍO

miércoles, 17 de agosto de 2016

"Lo hacen por odio, por intolerancia, porque soy gay": Gina Parody


La ministra de Educación, Gina Parody, durante el debate de control político tras la polémica generada por la revisión de los manuales de convivencia en el país.




Durante el debate de control político que se adelantó en la noche de este martes en el Congreso a la ministra de Educación, Gina Parody, la funcionaria se defendió de la polémica desatada por la revisión de los manuales de convivencia en el país y dijo que la cuestionaron porque "a una lesbiana le tocó cumplir el fallo de la Corte Constitucional". 

La ministra insistió en el debate, citado por los senadores Jimmy Chamorro y María del Rosario Guerra, que detrás de todo este escándalo hubo una persecución homofóbica.

“El verdadero escándalo es que con mentiras y manipulación, congresistas y políticos cocinaron una manifestación contra una campaña que el país lleva implementando desde hace 20 años. Lo hacen por odio, por intolerancia, porque soy gay”, afirmó Parody, quien durante su intervención mostró en varios momentos la Constitución Política y dijo que esa era su "única ideología de género".

De igual forma, la ministra Parody mostró y entregó en la plenaria una cartilla llamada "Educación para la sexualidad construcción de ciudadanía”, la cual fue distribuida por el gobierno del expresidente Álvaro Uribe y en donde se defendió el tema de inclusión de género. 

Según la ministra, realmente fueron tres cartillas, las cuales en su marco conceptual destacan componentes de la sexualidad como la identidad de género, la igualdad a sí mismo y la persistencia de la propia individualidad como hombre, mujer o ambivalente. Dos aspectos más fueron los componentes culturales de género y la orientación sexual. 

El expresidente y senador Álvaro Uribe señaló que no imponían una educación de género y que además no iba dirigida a toda la comunidad educativa, sino que iba para estudiantes de décimo grado para arriba. Lea también: La dura respuesta de la ministra Parody tras marchas por cartillas de educación sexual.

El senador Armando Benedetti planteó que desde un portal de noticias cercano al uribismo, llamado Costanoticias.com, "fue desde donde arrancó la campaña con las falsas imágenes pornográficas de las supuestas cartillas del Ministerio de Educación sobre asuntos de género". 

"A mí lo que más me preocupa y lo que más lamento es que este debate omite toda referencia al sufrimiento que los niños y adolescentes deben soportar por las infamias de la exclusión, la desigualdad, la humillación y el desprecio", señaló Benedetti.

Parody, de forma abierta, insistió en varias momentos que le estaban cobrando ser gay, de lo cual aseguró que se siente orgullosa y que actúa de forma transparente, que no está inspirada en actuar desde su cargo para "acabar con la estructura de la familia". 

“Este debate exige la reflexión profunda sobre nuestra democracia y sobre la comprensión de sus valores más destacados. Es un debate sobre valores que la fundamentan y la mantiene en pie: la dignidad humana, la igualdad, el respeto y la libertad”, sostuvo. 

La Ministra reiteró que su cartera está cumpliendo con la sentencia T-478 de 2015 de la Corte Constitucional que en septiembre de ese mismo año se pronunció frente al suicidio del joven Sergio Urrego.

Sin embargo, dijo que los colegios son autónomos para definir sus manuales de convivencia. “Son los colegios, específicamente los rectores, y no el Ministerio de Educación, los encargados de armonizar la autonomía y la obligación constitucional de proteger a los niños contra la discriminación y el matoneo”, explicó.  

Durante el debate, Parody volvió a ser clara al decir que el Ministerio sí firmó un convenio con tres agencias de las Naciones Unidas: el Fondo de Poblaciones de Nacionales Unidas, Unfpa, Unicef y el Pnud para "aunar esfuerzos que aporten al mejoramiento de la calidad de la educación", pero no se autorizó ni divulgó el documento “Ambientes Escolares Libres de Discriminación”, elaborado por el propio Fondo de Población de las Naciones Unidas, Unfpa.  

Explicó que el texto fue construido con recursos propios entre los meses de octubre y diciembre de 2015 y no correspondía a una obligación del convenio.

Preguntas orientadoras

Frente al tema de las preguntas orientadoras, que están acompañando la revisión de manuales de convivencia, dijo que fueron producto de un convenio realizado con las tres agencias de las Naciones Unidas (Unfpa, Unicef y el Pnud), Colombia Diversa y CISP (Comitato Internazionale Per Lo Sviluppo del Popoli-Colombia).

"Este convenio tiene un presupuesto de 1.586 millones, correspondientes a aportes de los cooperantes, de los cuales, el Ministerio de Educación aporta $900 millones", afirmó Parody al explicar que los cuestionarios han sido enviados a los colegios públicos y privados de Colombia, así como también a las secretarías de educación.

Aclaró que son una guía y no "un lineamiento ni una imposición para los colegios en el proceso de revisión de los manuales de convivencia". 

Martes, Agosto 16, 2016 | Autor: Elpaís.com.co | Colprensa

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Páginas vistas en total

EGOCITY MAGAZINE

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Twitter