miércoles, 8 de diciembre de 2010

Para la ONU los asesinatos de gays a manos del Estado dejaron de ser "ejecuciones arbitrarias"


- La inclusión de los homosexuales en esta resolución fue hecha en 2008. Sin embargo, el Comité de DD.HH. de la Asamblea General determinó excluirla.
- COLOMBIA se abstuvo


El Comité de Derechos Humanos de la Asamblea General de la ONU eliminó la resolución que considera los asesinatos por parte de agentes del Estado contra homosexuales como "ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias", hecho que las protegía para asegurar su investigación y persecución.

En su última sesión, el comité decidió mantener la clasificación para los casos que afectan a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas, además de aquellos que mueren en actos terroristas o en tomas de rehenes, entre otras referencias que explicita el texto de la ONU.

La eliminación de este tipo de crímenes contra los gays -que fueron incorporados en 2008 en este ítem- fue promovida por los africanos, islamistas y árabes, quienes lograron aprobar la exclusión del mundo homosexual con 79 votos a favor, 70 en contra y 17 abstenciones.

Con http://www.cooperativa.cl

-------------

ONU: 'No está mal matar a los gays'
Por: Thor Halvorssen *

Nueva York. La semana pasada, el Tercer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución especial sobre ejecuciones extrajudiciales. La resolución resalta varios grupos que han estado sujetos a ejecuciones arbitrarias, incluyendo defensores de derechos humanos y miembros de minorías étnicas. Por los últimos 10 años, la resolución incluyó la orientación sexual como un factor por el cual ciertos individuos son condenados a morir.
Sin embargo, esta vez Benín, en nombre del grupo africano de la ONU, propuso una enmienda para eliminar a las minorías sexuales de la resolución. La enmienda fue aceptada con 79 votos a favor, 70 en contra, 17 abstenciones y 26 ausentes.
Una colección de países notorios por violar los derechos humanos votaron a favor de la enmienda, incluyendo Afganistán, Cuba, Rusia, Sudán y Uganda.
A estos se sumó Belice (donde uno recibe 10 años de cárcel por ser gay), Jamaica (10 años de trabajo forzado), Granada (10 años), y Guyana (cadena perpetua). En Latinoamérica, sólo Cuba se unió a los países musulmanes, africanos y afrocaribeños. (La votación completa está publicada aquí.)
Para su propia vergüenza, Colombia estuvo entre las 16 naciones que se abstuvieron. Lo mismo hicieron muchas islas del Caribe que tanto se benefician del turismo gay.
Entre los países en contra de la enmienda están todas las naciones europeas y escandinavas, Corea del Sur, la mayoría de los países de América Latina, Estados Unidos, Canadá, y un solo país del Medio Oriente: Israel.
La ONU tiene la fama de no hacer prácticamente nada cuando se presentan casos de asesinatos en masa. "¡Nunca más!" fue el grito histórico después del Holocausto. Desde entonces, el mundo ha sido testigo de una docena de proclamas similares por parte de la ONU siempre 'después' de que los cadáveres se amontonaran. Una resolución de este tipo, aprobada en la Asamblea General, es significativa por la claridad de su mensaje: "No está mal matar a los gays".
Ningún país africano votó en contra de la enmienda, y esto no nos sorprende. Es tan aceptable la noción de asesinatos extrajudiciales de hombres y mujeres homosexuales que uno de estos países, Uganda, está considerando aprobar legislación para condenar la homosexualidad como un crimen con pena de muerte. El "Ministro de Ética e Integridad" de Uganda, Nsaba Buturo, ha prometido que el proyecto de ley será aprobado antes de mayo del 2011.
Yo tuve la oportunidad de conocer a una de las personas que luchan contra la posibilidad de otra más de estas ejecuciones en masa en Uganda. Su nombre es Kasha Jacqueline y fue una de las presentadoras en el Oslo Freedom Forum.
Al llegar a Noruega, Jacqueline fue contactada por miembros de una de las organizaciones de gays y lesbianas de Oslo que la exhortaron a no participar del Oslo Freedom Forum porque estaban en desacuerdo con algunos ponentes que eran críticos abiertos de tiranías de izquierda. Lamentablemente, algunas personas en Noruega creen que sólo los izquierdistas pueden llamarse defensores de los derechos humanos. Esta doble moral se manifiesta cuando se ignoran los crímenes de los gobiernos que ellos apoyan (como cuando se ignoran los presos políticos de Fidel Castro o de Hugo Chávez).
Pocos días después, la inclusión de Kasha Jacqueline en el programa del Oslo Freedom Forum motivó la protesta pública de un activista estadounidense antiaborto. La ironía era espantosa: un hombre que dice dedicar su vida a luchar contra lo que él llama el asesinato en masa de bebés, pero a la vez condena un evento sólo por incluir a alguien que quiere evitar el asesinato en masa de gays y lesbianas.
He ahí, querido lector, la derecha estadounidense, y la izquierda europea. Se merecen la una a la otra.

* Thor Halvorssen es presidente de la Human Rights Foundation y fundador del Oslo Freedom Forum.

---------------

CARTA CANCILLER MARÍA ÁNGELA HOLGUÍN

Bogotá D.C. 10 de diciembre de 2010

Doctora MARÍA ÁNGELA HOLGUÍN
Ministra de Relaciones Exteriores
República de Colombia


Respetada Señora Ministra,

El pasado 16 de noviembre, en el Tercer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Estado colombiano se abstuvo de votar contra la eliminación de la referencia explícita sobre la orientación sexual, de la Resolución de Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, a pesar del impacto que esta decisión tiene en la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas (LGBT) en el país y en el mundo.

Entre las 17 delegaciones que se abstuvieron de votar, con Colombia se encontraron algunos de los países con las legislaciones menos desarrolladas del mundo en cuanto al reconocimiento de las diferencias por orientación sexual, la No Discriminación y de la Igualdad, y que incluso criminalizan la homosexualidad, como en el caso de Singapur, Guinea y de Antigua y Barbuda, entre otros. Es la primera vez que un voto del Estado colombiano no es favorable a los intereses de los derechos humanos LGBT, en las instancias internacionales de acción y de decisión en la materia.

Por consiguiente, en vista de que el Estado tendrá, el próximo 20 de diciembre, una nueva posibilidad de enmendar esta abstención y de votar, en la misma instancia, contra la eliminación de la referencia sobre orientación sexual de la mencionada Resolución, nos permitimos advertir la importancia en este caso de que Colombia presente ante la comunidad internacional, una posición clara, definida y coherente con sus leyes y su lucha a favor de la paz y los derechos humanos, bajo los principios de Igualdad y No discriminación.

De mantener la abstención o en caso de votar a favor, Colombia estaría restando fuerza a un instrumento de condena mundial contra los asesinatos y otros tratos discriminatorios causados por la orientación sexual de las víctimas y, así mismo, contra la impunidad de los millones de casos en el mundo, de personas asesinadas por vivir y expresar su sexualidad. Igualmente, estaría en silencio ante la criminalización de la homosexualidad que todavía existe en varios países del mundo incluso con la pena de muerte.

De esta manera, la abstención o el voto a favor resultaría en todo caso contraria a los principios constitucionales de dignidad humana (artículo 1 de la Constitución Política), inviolabilidad de la vida y prohibición de la pena del muerte (artículo 11 de la Constitución Política), igualdad y no discriminación (artículo 13 de la Constitución Política), la lucha contra todas las formas de violencia, y los reiterados compromisos internacionales del Gobierno Nacional (artículos 9 y 93 de la Constitución Política) en materia de derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas.

Entre otras voces nacionales e internacionales que han pedido al gobierno, coherencia con la normatividad nacional e internacional y voluntad política ante los derechos humanos LGBT, se encuentra el Relator Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias de Naciones Unidas, el Sr. Philip Alston. En su reciente visita a Colombia, el Relator hizo un claro y contundente llamado para que el Estado colombiano asuma como un deber, la lucha contra las causas estructurales de la violencia motivada por orientación sexual y, de esta manera, aborde la protección de la vida e integridad de las personas LGBT, dentro y fuera del territorio nacional.

Adicionalmente, un voto a favor o de abstención, no correspondería con las acciones y decisiones que ha iniciado el actual gobierno colombiano en la materia. Es el caso, entre otros del actual borrador del Plan de Desarrollo, el cual incluye lineamientos precisos acerca de la promoción del respeto de las personas LGBT y del trabajo por la No Discriminación.

Por tanto, solicitamos que la misión diplomática colombiana vote negativamente, el próximo 20 de diciembre, sobre la propuesta de eliminar la referencia explícita a la orientación sexual, de la Resolución de Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias.

Cordialmente

FIRMAS

c.c. Doctor Juan Manuel Santos
Presidente de la República

Doctor Angelino Garzón
Vicepresidente de la República

Doctor Aurelio Iragorri Valencia
Viceministro del Interior

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia