martes, 23 de julio de 2013

Proponen RESTRICCIONES AL PORNO en internet

Porno, de entrada, no

El primer ministro británico anuncia que los internautas del país solo podrán acceder a webs para adultos si lo solicitan expresamente

El primer ministro británico, David Cameron, lanzó este lunes un ataque tan feroz como polémico a la pornografía en Internet. El Gobierno de Cameron planea endurecer el acceso a estos contenidos en la Red obligando a los proveedores a capar por defecto ese material. En la práctica supondrá que los ciudadanos que quieran consumir porno tendrán que solicitarlo explícitamente a su proveedor, es decir, identificarse.

La propuesta de Reino Unido es universalizar los filtros para menores que ya se incluyen en navegadores y buscadores —pero que cualquiera puede desactivar—, y extenderlos por defecto a todos los ordenadores de Reino Unido, tengan la edad que tengan sus propietarios.

Cameron justificó su drástica propuesta como un paso contra “la corrosiva influencia de la pornografía en los niños” y con el fin de “proteger a nuestros menores y su inocencia”. Es la respuesta de su Gobierno al creciente debate suscitado en el país a raíz de la muerte de dos niños cuyos asesinos consumían pornografía infantil.

El plan del primer ministro es que, por defecto, Internet llegará a las casas con las webs pornográficas bloqueadas. Todo internauta será contactado por su compañía proveedora de Internet para decidir si elimina o no el filtro del porno en su casa, según explicó Cameron en un discurso en la Asociación Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Menores (NSPCC en sus siglas en inglés). Los clientes que no respondan a la pregunta tendrán el filtro.

Tengo un mensaje muy claro para Google, Bing, Yahoo y el resto. Ustedes tiene el deber de actuar

“El siguiente paso es trabajar con expertos para hacer el borrador de una ley que sea cumplida”, aseguró Cameron. El documento se introducirá como modificación de la legislación existente. “La propuesta es prioritaria, por lo que será una de las primeras en debatirse tras el receso del verano”, explicó a este diario un portavoz de Justicia.

Según explica la BBC, los mayores proveedores de Reino Unido estarían de acuerdo en cooperar para poner en marcha la medida. Con la participación voluntaria de los operadores, el 95% del territorio podría estar cubierto sin necesidad de legislar expresamente.

Esta batería de nuevas medidas contra la pornografía contiene otras modificaciones controvertidas, como la de hacer una lista negra de términos pornográficos que no den resultados en buscadores.

Cameron puso un ejemplo: si alguien teclea la palabra niño y la palabra sexo el buscador aconsejará al internauta algo similar a esto: “¿Te refieres a educación sexual para niños?”.

Un programa de BBC4 apuntó que esta medida iba a crear una “larga fila de buscadores” ante Downing Street proclamando el derecho de sus usuarios a teclear cualquier palabra, y aseguró que tal medida choca con la libertad de expresión.

“Tengo un mensaje muy claro para Google, Bing, Yahoo! y el resto de buscadores”, peroró Cameron. “Ustedes tienen el deber de actuar. Y es un deber moral. Si hay obstáculos técnicos para que actúen los motores de búsqueda no deben mantenerse al margen y decir que no se puede hacer. Empleen esos grandes cerebros para ayudar a superar los obstáculos”.

Google se ha limitado a reseñar su “tolerancia cero” a los contenidos pornográficos y recordar que ha donado cinco millones de euros contra el abuso infantil.

Jim Gamble, exresponsable del Centro de Explotación a Menores y Protección en Internet, que coopera con la policía británica, apuntó: “Lo más importante es llegar a la raíz del problema, actuando contra aquellos que producen este contenido. Necesitas un dique real, no una valla de la que se van a reír la mayoría de los pedófilos”. Gamble se refería al Internet oculto, una enorme parte de la web que los buscadores no ven y en la que se mueven las bandas criminales.

Tomado de http://tecnologia.elpais.com/

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada