FOTOS OrgulloLGBT.co estuvo en BOGOTÁ LIBRE DE HOMOFOBIA

AL ODIO jóvenes LGBT responden con AMOR, exitosa Marcha Bogotá Libre de Homofobia y Transfobia.

Llega OrgulloLGBT Shop

Para aprovechar la Buena Hora del Mercado LGBTI llega OrgulloLGBT Shop - COMPRA, VENDE, DISFRUTA . .

Sin Vellos somos más Bellos ¿sí o no?

La depilación íntima masculina está de moda. ¿Cómo lo prefieres 1, 2 o 3 ?

AL WORLD PRIDE MADRID 2017 vía Iberia

Madrid Celebra el WORLD PRIDE del 23 junio al 2 julio 2017 - APROVECHA código de descuento IBERIA

EL MUNDO PREOCUPADO POR SITUACIÓN DE GAYS EN CHECHENIA

Asesinatos, detenciones arbitrarias, hostigamiento la situación de los DDHH de los gays en CHECHENIA provincia de Rusia.

Más de 2 Millones de lectores

¡Registramos más de 2 millones de lectores en nuestro Blog www.orgullolgbt.co

CARTAGENA PRIDE 2017 / RUMOURS FESTIVAL

¡Ya viene el CARTAGENA PRIDE 2017 / RUMOURS FESTIVAL del 19 al 23 julio y Vanima "Tours Travels" es el Operador Turistico Oficial.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Malos hábitos - Por Revista Semana

ESTOS SON #CurasPederastas:
Fred Potes,
William Mazo Pérez,
Luis Eugene de Francisco,
Víctor Blanco,
Guillermo Penilla



ESCÁNDALOS
Cada vez son más los escándalos que ponen a pensar al clero caleño. Los casos de pederastia y de burla al celibato comienzan a dejar de ser hechos aislados.

Revista Semana. Sábado 13 Noviembre 2010

Con el cristo de espaldas. Así se resume este año para la comunidad católica en la capital del Valle, tras la racha de bochornosos episodios que han puesto en la picota pública a algunos de sus más reconocidos sacerdotes.

Aunque ninguna de las tres condenas que este año se han impartido en Colombia a párrocos por casos de abuso sexual ha recaído sobre prelados de esta jurisdicción, los escándalos en la arquidiócesis de Cali parecen estar convirtiéndose en una maldición que no da tregua.

Todo comenzó el año pasado, cuando el ex sacerdote caleño Germán Robledo publicó su polémico libro ¿Hacia un clero gay? y levantó gran polvareda. En él relató con detalles "episodios de homosexualismo, pederastia, promiscuidad y corrupción al interior de la diócesis". El libro revive con pruebas el penoso escándalo que involucró al ex sacerdote Fred Potes, señalado por la comunidad de tener relaciones sexuales con jóvenes y pagar con limosnas esos favores. En 2004, la Fiscalía le abrió una investigación preliminar, pero el caso fue archivado. La mala noticia para los devotos caleños es que, según dijo Robledo a SEMANA, alista para este año una segunda entrega de 2.000 ejemplares y adelanta gestiones con la librería virtual amazon.com para venderlo en versión digital.

La diócesis de la capital del Valle no se había repuesto del golpe que le produjo el libro cuando en julio pasado un juez de la ciudad acogió la petición de un fiscal de aplicar detención preventiva intramural contra otro sacerdote, esta vez acusado por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años. La decisión recayó contra el párroco William Mazo Pérez, quien ejercía en el deprimido distrito de Aguablanca. Según la Fiscalía, "el cura habría abusado de tres hermanos de 10, 11 y 12 años de edad, a cambio de dinero y regalos". Mazo se encuentra recluido en la cárcel Villahermosa de Cali, a la espera del juicio.

A finales de octubre, otro nuevo episodio volvió a golpear al clero. Esta vez el tema tomó visos internacionales cuando la agencia AP reveló que en documentos desclasificados de la Iglesia católica en Estados Unidos, tras la investigación que se adelanta por la demanda de 144 personas que dicen haber sido abusadas por sacerdotes, se descubrió que entre los 48 clérigos señalados o condenados figura el cura caleño Luis Eugene de Francisco. Al párroco le perdonaron el delito de abuso sexual infantil ocurrido en 1963, a cambio de retornar de inmediato a su diócesis en Colombia. El padre murió hace meses en la capital del Valle. Al destapar este nuevo caso, los caleños recordaron el doloroso proceso de 2006 en el que el cura Víctor Blanco y el religioso Guillermo Penilla abusaban de los niños del albergue Mi Casa. Por ese hecho hubo condenas.

A los casos de pederastia se sumó recientemente otro escándalo protagonizado por el sacerdote Rodrigo Carvajal Vargas, quien tenía relaciones con dos mujeres. Lo paradójico del caso es que el cura oficiaba en la capilla La Merced, que es justamente donde la crema y nata caleña contrae nupcias y promete fidelidad.

El clérigo fue denunciado por una de sus amantes tras descubrir que este mantenía en secreto otra relación amorosa desde hace 20 años, "A mí me trataba como a la amante y a la otra señora, como a su esposa. Era un depravado que solo me buscaba para motelear", confesó a SEMANA una de las mujeres.

Frente a este caso y el del cura Mazo, la arquidiócesis de Cali, a través de su obispo coadjutor Darío Monsalve, reaccionó suspendiéndolos de sus funciones sacerdotales y lamentando los hechos.

http://www.semana.com/noticias-nacion/malos-habitos/147258.aspx

VIDEO - REPORTE DE NOTICIAS UNO
“No se pueden hacer leyes para todos, ejemplo… Y no da los mismo ser hombre o ser mujer, siendo hombre o siendo mujer… Es como si hiciéramos ley sobre la pederastia… No, de eso no se puede hacer ley”, Juan Vicente Córdoba, Secretario del Episcopado.

“Un homosexual no es un enfermo, pero tiene un desorden. Pero si es católico que viva en castidad”, agregó Salazar.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Corte se abstiene de votar sobre legalización del matrimonio homosexual

Jaime Andrés Ospina wradiofm.com Noviembre 12 de 2010
La Corte Constitucional se abstuvo de decidir sobre una demanda que buscaba la legalización del matrimonio de parejas del mismo sexo al considerar que no se tenían los suficientes argumentos jurídicos para justificar esa pretensión.

La demanda fue presentada en septiembre de 2009 por el abogado Felipe Montoya, que buscaba cambiar un artículo del Código Civil que impedía este tipo de matrimonio.

Montoya consideraba que el hecho de que no se reconociera el matrimonio entre personas del mismo sexo era "discriminatorio a la luz de la Constitución y de los derechos humanos".

Sin embargo, la Corte consideró que la demanda no tenía los suficientes argumentos jurídicos para justificar una situación diferente y en la plenaria los magistrados votaron por cinco votos a favor y cuatro en contra.

El Alto Tribunal se declaró inhibido de fallar sobre la demanda al artículo 113 del Código Civil que define al matrimonio como "un contrato por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse".

La puerta para el matrimonio homosexual quedó abierta: demandante


El abogado Felipe Montoya, demandante del artículo 113 de la Constitución buscando la legalidad del matrimonio homosexual, aseguró que la Corte Constitucional perdió la oportunidad de enviar un mensaje de tolerancia al inhibirse de votar la demanda.

Sin embargo, aseguró que un inhibitorio 5-4 es muy positivo porque “creemos que tenemos la posibilidad” de ganar la demanda en un futuro.

“La Corte perdió una decisión muy valiosa al postergar una decisión que se tomará en algún momento (…) La Corte perdió la oportunidad de enviar un mensaje de tolerancia”, sostuvo el abogado.

Montoya también dijo que lograron “algo muy importante” y es poner en el centro del debate la discriminación a las parejas del mismo sexo. “Hay una vulneración a un grupo de personas (…) y alguien tiene que hacer algo”, señaló.

“La puerta quedó abierta (…) Volveremos por la victoria”, aseguró.

De igual forma, se refirió a las declaraciones dadas hace unos meses por parte del magistrado Nelson Pinilla, quien dijo que los homosexuales sufrían de una enfermedad mental, y aseguró que hacer esas declaraciones solo muestra “ignorancia” ante el tema.

Comunicado a la opinión pública sobre el aborto y unión parejas del mismo sexo



Miércoles, Noviembre 10, 2010
Comunicado a la opinión pública

A propósito del debate nacional sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo y ante el anuncio del Partido Conservador de presentar una reforma constitucional para que el aborto vuelva a ser un delito en cualquier tipo de circunstancias, el director del Partido Liberal Colombiano, Rafael Pardo, se permite decir lo siguiente:

Aborto

- La Corte Constitucional, en un fallo equilibrado de 2009, no despenalizó el aborto, solo estableció tres excepciones en las circunstancias extremas en las cuales los derechos de la mujer se verían vulnerados de continuar el embarazo.
- Pretender dar marcha atrás en este gran avance, es darle la espalda a la realidad del país que hoy reconoce la diversidad de creencias y pensamientos… es darle la espalda a un país que quiere extender sus libertades.
- Retroceder es desconocer que la Constitución de 1991 instituyó a la Corte Constitucional como una instancia para que temas muy complejos donde caben perspectivas distintas en una sociedad pluralista, fueran resueltos con base en principios aceptados por todas las democracias constitucionales.
- En lugar de insistir en sancionar penalmente a una mujer violada, a un médico que trata de salvar la vida en peligro de muerte o de obligar a que llegue a término un feto con malformaciones que lo hacen inviable, es necesario adoptar políticas sociales que permitan evitar embarazos indeseados o fruto de la violencia, para lo cual son más apropiadas políticas efectivas de educación sexual, de contracepción, de apoyo a las mujeres en situación de riesgo, de consejería y acompañamiento respetuoso de los derechos.
- Convertir en criminales a mujeres que han sido víctimas de una violación, que luchan por salvar su vida o que se niegan a tener un hijo con malformaciones irreversibles, está lejos de contribuir a un país más justo y respetuoso de las
libertades.





Unión de parejas del mismo sexo

- No se puede retroceder en la garantía de los derechos de las personas con orientación sexual diferente, en especial los derechos de los homosexuales.
- De lo que se trata es de reconocer que las personas homosexuales son sujetos cuya igual dignidad humana debe ser protegida sin discriminaciones ni descalificaciones. Todas las personas merecen la protección del Estado como individuos que pueden adoptar de manera autónoma un modelo de vida y un camino de desarrollo personal.
- Reconocer el derecho de las parejas del mismo sexo a formalizar su unión no le causa daño a nadie. En cambio, prohibir que le den estabilidad a su relación es mantener una barrera a su desarrollo personal y desproteger a quienes conviven porque el derecho no regula su relación de pareja.
- Permitir el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo no implica equiparlas a las parejas heterosexuales ni desconocer las creencias religiosas, que también merecen todo el respeto.
- El matrimonio civil solo tiene efectos civiles, es un asunto ajeno a creencias religiosas o convicciones morales en una democracia que pretende respetar el pluralismo y la diversidad.
- La visiones que cada individuo tenga de lo que es la familia no son irrespetadas por el hecho de permitir el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo.
- El partido Liberal espera que en este tema la Corte Constitucional acuda a las fórmulas creativas que le han permitido en el pasado avanzar en el respeto de los derechos de todos y en la tolerancia de la diversidad, para poder superar la desprotección de la dignidad humana de las persona que conforman parejas del mismo sexo.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Matrimonio gay... de un pelo - REVISTA SEMANA




Esta semana se le vence el plazo a la Corte Constitucional para decidir si le da su visto bueno al matrimonio civil para los homosexuales. La ponencia de la magistrada María Victoria Calle es positiva. Y hay buen ambiente en la Corte. ¿Alcanzará el tiempo?

Revista SEMANA - Sábado 6 Noviembre 2010


Colombia podría convertirse esta semana en el país número 12 en el mundo en aprobar el matrimonio civil para los homosexuales. La Corte Constitucional tiene plazo hasta el 16 de noviembre para resolver una demanda al respecto, y eso en la práctica quiere decir que a más tardar el viernes de esta semana debe dar su veredicto.

Nunca antes el país había estado tan cerca de dar un salto al que hasta ahora solo se han atrevido naciones como Canadá, Noruega, Suecia, Islandia, Portugal, España, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Argentina y México. La ponencia de la magistrada María Victoria Calle es a favor de dar el aval, y esta Corte ha demostrado tener cierto talante progresista. Sin embargo, nada está escrito y la polémica promete ser intensa.

En la ponencia, que fue repartida la semana pasada a los demás magistrados, Calle plantea como argumento de fondo para aprobar el matrimonio gay el derecho a la igualdad previsto en la Constitución. Según el texto, no permitir que una pareja del mismo sexo pueda hacer un contrato matrimonial como los demás ciudadanos es una forma de discriminación que debe ser corregida.

En la Corte dan por descontado que ya hay tres votos en contra, los de los magistrados Nilson Pinilla, Gabriel Mendoza y Jorge Pretelt. Los otros seis, que se han caracterizado por ser progresistas, podrían, en teoría, estar a favor. Pero el hecho de que se inspiren en principios liberales o, aún más, algunos estén de acuerdo con la igualdad de derechos para los homosexuales no quiere decir que vayan a poner simplemente un chulo a la ponencia. Se han visto casos en los cuales ideología y argumentos jurídicos no necesariamente coinciden. Hace dos años, por ejemplo, Rodrigo Escobar Gil, un reconocido conservador, fue el ponente del fallo que más garantías en materia patrimonial les ha dado a las parejas gays en Colombia.

En el debate de ese entonces solo estaban tres de los magistrados de la actual Corte. Mauricio González, quien no votó por estar impedido; Humberto Sierra, quien estuvo con la mayoría, y Pinilla, quien se apartó de la decisión. Este último dejó muy clara su posición, y según un acta que publicó El Espectador dijo que los homosexuales “sufren de una anomalía y requieren atención psicológica”, y añadió que se buscaba “normalizar lo que es anormal biológicamente, contrario a la naturaleza, que solo concibe la pareja heterosexual, formada por hombre y mujer”. Un concepto muy en la línea del que ha expresado su amigo y coterráneo el procurador Alejandro Ordóñez, quien el 7 de julio envió a la Corte su concepto en contra, pues, según él, el matrimonio tiene como fin la procreación y por ende exige la diferencia de sexos.

Son varios los interrogantes que tendrán que resolver los nueve magistrados en los escasos tres días de debate –de miércoles a viernes de esta semana– que tienen para dar su fallo. ¿Por qué, a diferencia de otros países, en Colombia es la Corte y no el Congreso el encargado de tomar esta decisión? ¿Qué les aporta a los gays el matrimonio si ya se han aceptado la mayoría de los derechos patrimoniales y de seguridad social para las parejas del mismo sexo? ¿Tendrá la Corte suficiente tiempo para tomar una decisión que significa un cambio profundo en la sociedad?

La demanda es sencilla. Dos abogados, cada uno por su lado, piden que se modifique el artículo 113 del Código Civil, que define el matrimonio como “un contrato por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse”. Llama la atención que ese código es de 1887 y apenas ahora se interpone una demanda de este tipo. “Tal vez antes a nadie se le había ocurrido que pudiera ser aceptada y pasar”, explica uno de los demandantes, el abogado externadista Felipe Montoya. En buena parte, porque hasta hace apenas 30 años el homosexualismo era considerado un delito en Colombia. De hecho, hoy todavía en el mundo hay cinco países, entre ellos Irán, Somalia y Sudán, que aplican pena de muerte a los gays y otros 75 que les imponen penas de prisión.

Lo que no es muy claro es que sea la Corte Constitucional, y no el Congreso, la llamada a tomar este tipo de decisiones. En los otros 11 países en los que se ha aprobado el matrimonio civil para los homosexuales el único caso que ha pasado por cortes antes que por el Legislativo es en Sudáfrica. Sin embargo, el tribunal no tomó la decisión directamente, sino que recomendó al Congreso reconocer la igualdad de las parejas del mismo sexo, y este acató la sugerencia.

Pero también es cierto que no sería esta la primera vez que en Colombia la Corte Constitucional ordena reconocer derechos que el Congreso niega. Así ocurrió, por ejemplo, con la despenalización del aborto en los tres casos excepcionales. Y ha ocurrido también con otros reclamos de la comunidad gay. Hasta el momento, seis proyectos de ley han sido rechazados en el Congreso. Precisamente, en una de las intervenciones que recibió la magistrada María Victoria Calle con miras al fallo sobre el matrimonio, 23 congresistas, entre los que están Armando Benedetti, Jorge Enrique Robledo y Luis Fernando Velasco, le dicen que como el Congreso no les ha reconocido los derechos a las parejas homosexuales, la Corte lo haga por la vía judicial. “La experiencia nos ha demostrado que en la rama legislativa las mayorías no han reconocido o van a reconocer sus derechos a la minoría Lgbt, toda vez que en el debate parlamentario han primado y primarán los argumentos de conveniencia política, religiosa y moral antes que la discusión jurídica y científica de un tema de tal importancia”.

De hecho, es gracias a la Corte Constitucional que la comunidad homosexual ha tenido sus victorias más importantes en Colombia. En menos de tres años, entre 2007 y 2009, antes de que se renovara la Corte, el Alto Tribunal profirió siete fallos que pusieron al país entre los más avanzados del mundo en la materia. La última sentencia, la de 2009, homologó los derechos de las parejas del mismo sexo a las heterosexuales en lo que respecta a 42 artículos de los códigos Civil, Penal y Disciplinario.

“Cuando se habla de discriminación, el del matrimonio es uno de los derechos por excelencia que se ha negado. A las mujeres no las dejaban escoger con quién casarse, a los negros no los dejaban casarse con blancos, ni a los judíos con alemanes. La unión marital de hecho es una figura de segunda frente al matrimonio, que es la figura más garantista”, dice Montoya, uno de los demandantes.

En la práctica, lo que ganarían las parejas gays con la aprobación del matrimonio civil es evitarse una tramitología innecesaria. A muchos de ellos que quieren reclamar una pensión, salud o una herencia les toca presentar pruebas para demostrar que son pareja, y en algunos casos ni así lo consiguen. Con el contrato matrimonial sería suficiente. En segundo lugar, no tendrían que esperar dos años de convivencia, que es lo que exige la unión marital de hecho, para acceder a los derechos. Y en tercer lugar, implica el cambio de estado civil y de filiación. Hoy ninguna de las cerca de 300.000 parejas del mismo sexo que se calcula hay en Colombia puede considerarse que está casada.

El problema de la Corte es el poco tiempo con el que cuenta para debatir un tema tan complejo. Los plazos son perentorios: desde cuando se registró la ponencia se cuentan 60 días hábiles, y estos se cumplen el próximo 16 de noviembre. Los magistrados apenas pudieron conocerla la semana pasada, y el temor de los activistas gays es que, por falta de suficiente ilustración, la Corte termine declarando un inhibitorio. Es decir, que se abstenga de tomar una decisión.

PUBLICADO EN
http://www.semana.com/noticias-nacion/matrimonio-gay-pelo/146949.aspx

SEXO Y VIDA

ENTRETENIMIENTO

CINE

Lifestyle

Activismo

VIAJE LGBT

Miembros CCLGBTCO

Miembros CCLGBTCO
Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia

Afiliado IGLTA

LEY ANTIDISCRIMINACION COLOMBIA

SÍGUENOS en facebook

SÍGUENOS en facebook
Te esperamos en nuestra página de Facebook http://facebook.com/OrgulloLGBTco

Agenda y Noticias de la región más alegre de Colombia click sobre la imagen

ANALITYCS

Twitter